Edición Impresa

Buscarán ampliar beneficios fiscales de ley de software

En marzo prevén presentar un borrador de proyecto - Se trata de reducciones en el Impuesto a las Ganancias y en aportes patronales más importantes que las previstas en la reforma fiscal. Llegará al software, cine, videojuegos, biotecnología y asesorías.

El Gobierno tiene previsto para marzo presentar un primer borrador de proyecto de ley para prorrogar y ampliar a otros sectores los beneficios de la ley de promoción del software, consistentes básicamente en reducción del Impuesto a las Ganancias y de las contribuciones patronales. Ya desde el primer trimestre del año en el Ministerio de la Producción quieren impulsar las negociaciones, a pesar de que los beneficios previstos en la actual ley caducan el 31 de diciembre de 2019.

En la cartera que conduce Dante Sica ahora aspiran a impulsar el desarrollo de las denominadas empresas de la Economía del Conocimiento. El abanico de posibilidades en este campo es amplio. Si bien el software aparece como lo mas nítido, también se incluye la biotecnología, la medicina, el cine, las producciones audiovisuales, fintech, videojuegos, plataformas de comercio electrónico, educación y casi cualquier tipo asesoría que se pueda prestar desde el país a consumidores del exterior.

Según destaca un informe oficial, la Economía del Conocimiento contempla a las actividades productivas más dinámicas de la Argentina, con alto valor agregado y tienen potencial para mejorar transversalmente la productividad de todos los sectores. Se trata de 10.500 empresas y 180.000 trabajadores. Para tener una idea de su tamaño, sólo el software incluye 5.000 compañías y 100.000 empleados.

De acuerdo con datos del Sistema Integrado Previsional Argentina (SIPA), el empleo sectorial entre 2007-2017 creció 65% frente al resto de la economía que tuvo crecimiento inferior al 20%. Y según datos de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), durante el mismo período las ventas también crecieron 70% frente a un crecimiento general del 12%. Pero lo más determinante es que constituye el tercer complejo exportador con ventas por casi u$s6.000 millones y una balanza comercial favorable de u$s3.000 millones en 2017.

Otro dato para tomar en cuenta la dimensión del sector es que algunas de las empresas con mejor inserción internacional de la Argentina pertenecen a este rubro, como Acenture, Globant, Mercado Libre y OLX.

La discusión sobre cómo prorrogar los beneficios fiscales pasa por compatibilizar las actuales ventajas que tiene el software con la reforma fiscal. Los cambios aprobados hace ya un año por el Congreso contemplan una reducción de la alícuota de Ganancias para las empresas hasta el 25% y el no pago para las empresas que reinvirtieran las utilidades. Respecto de los aportes patronales, se procura unificar a nivel nacional una alícuota del 19,5%, con la aplicación gradual de un mínimo no imponible que en 2023 debe llegar al equivalente de $12.000 por empleado. Según comentó a Ámbito Financiero el secretario de Emprendedores y Pymes, Mariano Mayer, la idea es que las ventajas fiscales para estas empresas vayan más allá de lo que establece la reforma fiscal para todo el resto de la economía.

El proyecto que se comenzará a discutir en marzo tiene como ejes facilitar la contratación y la capacitación de talento, promover las exportaciones e incentivar la innovación (I+D) y la creación de nuevos emprendimientos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario