Espectáculos

¡Busque el choricito!

“Curubeto, busque el choricito! Tienen que encontrar el choricito!”. Ese pedido lo escuché muchas veces durante los largos cinco años de preparación que llevó “Carne sobre carne”. Es que en “Intimidades de una cualquiera”, sobre libro de Dalmiro Sáenz, había una escena de castración inspirada en el polémico final del clásico japonés “El imperio de los sentidos”, aunque por lo visto con efectos especiales más autóctonos. En el estreno, por efecto de la censura, había quedado la imagen de Isabel atacando a su abusador con un cuchillo en dirección a sus partes, pero sólo se veía un chorro de sangre y no el resultado de la agresión, ya que el plano, que apenas duraba dos segundos, había sido cortado. Cuando ya todos pensaban que la Coca alucinaba con la escena de la castración, un día apareció el plano detalle en cuestión para reponer en el documental. La llamé y le dije: “¡Isabel! Apareció el choricito”. Ella se puso realmente feliz.

D.C.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario