Política

"Cada ilegalidad que encontremos irá a la Justicia"

El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, afirmó que dentro de las diversas áreas que dirige hay "lugares que están mejor y otros están peor, pero hay lugares donde el desorden es generalizado", y precisó que se está realizando una "auditoría a fondo" y que "cada ilegalidad" que se encuentre será presentada en la justicia.

El funcionario dio cuenta de situaciones que consideró "escandalosas", como el incierto destino de equipamiento por 600 millones de pesos en el ámbito del Centro Cultural Kirchner (CCK) y la negativa de dos directores de Radio y Televisión Argentina (RTA) a presentar sus renuncias después del 10 de diciembre.

En declaraciones a Radio Nacional y a Radio Mitre, relacionó el "caos" administrativo del CCK con la polémica por la no renovación de contratos laborales a más de 700 personas que desempeñaban funciones en ese espacio: "Nunca hubo director ni planificación cultural, actuaban áreas superpuestas, el Ministerio de Planificación, Cultura, y la Secretaría General (de la Presidencia). Un caos que se trasladó a lo laboral".

"Todos los convenios son a través de universidades. Nosotros dimos de baja esa anomalía porque las universidades no son una agencia de contratación en negro", dijo el Secretario, explicado que la mitad de esos contratos fueron suscriptos luego de las elecciones generales.

También recordó además que la obra del CCK debió terminarse en 2010 y que contaba con un presupuesto inicial de 900 millones de pesos, pero que habiéndose gastado 3.000 millones aun no está concluida.

Respecto de RTA, la empresa del Estado que controla a la Televisión Pública y a Radio Nacional, Lombardi defendió la decisión de remover por decreto a Alberto Cantero, quién ocupaba uno de los dos lugares que le corresponden al Poder Ejecutivo en el directorio y que estaba en el cargo desde la anterior administración.

"Son 7 directores: 3 del parlamento, 1 de universidades, 1 de trabajadores y 2 del Ejecutivo. El señor Tristán Bauer renunció, Cantero no renunció. Nosotros aceptamos 2 (espacios) de 7. Quedarse atornillado en la silla era imperdonable", resumió.

Situación parecida se vive dentro de Radio Nacional, donde Vicente Muleiro rechaza dejar su cargo: "Canal 7 tuvo una administración que me puede gustar más o menos, pero que fue razonable, pero RNA tuvo una programación francamente tendenciosa", añadió Lombardi.

Respecto del programa 6-7-8 que se emitía por la TV Pública, el Secretario de Medios apuntó contra la anterior administración por "privatizar el prime time" pagando "honorarios altísimos".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario