Economía

Cajas de seguridad: los datos a tener en cuenta

La presidenta del Banco Nación, Felisa Miceli, declarará hoy ante el juez Norberto Oyarbide en el marco de la investigación por el robo de cajas de seguridad de la sede matriz de esa entidad ubicada frente a la Casa Rosada.

El juez interrogará además a las cuatro personas que fueron damnificadas por el robo descubierto el viernes pasado.

• Sumario

Por su parte, el Banco Nación inició un sumario interno y por disposición judicial, deberá remitir a Tribunales la reglamentación normativa del sistema de cajas de seguridad, lugar que ya había sido violado en 1995 cuando fueron 15 las cajas de seguridad abiertas.

La abogada Nydia Zingman de Domínguez
detalló los puntos importantes para el ahorrista del contrato de caja de seguridad bancaria:

La ley italiana y otras legislaciones extranjeras establecen expresamente que el banco se hace responsable de la eficacia del servicio y de la vigilancia de los locales, así como de la integridad del compartimiento, salvo caso «fortuito».

• En la Argentina no existeley que regule este contrato, pero hay jurisprudencia que indica que el contrato de caja de seguridad redactado por el banco es con
«letra chica». Contiene una cláusula que se transcribe «más abajo», que es nula y se debe tener por «no escrita», que se refiere a la falta de responsabilidad del banco en caso de desaparición del contenido de las cajas por hechos de terceros, no considerados fortuitos.

• Hay una cláusula nula que dice que «el banco garantiza únicamente la integridad externa de la caja y no responde por destrucción, desaparición o alteración del contenido». Pero los jueces comerciales dijeron que «la exoneración de responsabilidad escrita en el convenio respecto de hechos de terceros, importa una irresponsabilidad general del incumplimiento del deber de custodia, prestación esencial del contrato».

• Se estableció que habiendo prueba de indicios seria (aportes indicativos de la realidad de los hechos denunciados) se puede, como en otros juicios de daños y perjuicios, indemnizar el daño material (contenido de la caja de seguridad), el lucro cesante (ganancias dejadas de percibir por no contar con el dinero, el daño moral, de objetos, valores, de planes y proyectos; y también el daño psíquico, que es la patología emocional y psicológica a partir del hecho traumático.

El plazo de prescripción para iniciar juicio en estos casos es de diez años desde que sucedió o se descubrió el delito y es reclamable todo el contenido de la caja aunque no pertenezca al titular del contrato sino a un amigo, socio o familiar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario