Calendario electoral de Chaco, atado a una maraña judicial

La resolución del martes retrotrajo los comicios provinciales al 29-S y complica a la tensa interna peronista local.

Con el calendario electoral sumido en un tembladeral, la Fiscalía de Estado chaqueña definió la presentación de una apelación ante el Superior Tribunal de Justicia como contraataque del mandatario peronista Domingo Peppo frente a la medida cautelar que el pasado martes frenó la postergación de las elecciones provinciales al 13 de octubre y las retrotrajo al 29 de septiembre, la fecha original.

En paralelo, la Fiscalía de Estado además tramitó una medida anticautelar en el Juzgado Civil y Comercial Nº 6, luego de recibir la notificación de rigor en la mañana de ayer.

Se trata de la estrategia desplegada por el mandatario luego de que el juez de la Sala 2 de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, Antonio Martínez, diera lugar al planteo contra el decreto de Peppo elevado por la coalición opositora Chaco Somos Todos, que lleva como candidato a gobernador al diputado provincial radical Carim Peche.

La caída de la votación del 13-O -al menos hasta tanto se sustancie la evaluación de la constitucionalidad o no del decreto- complica los tiempos del tenso peronismo chaqueño, sumido en una puja de aspiraciones electorales entre Peppo y el intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, y que ahora se ve obligado a presentar las listas de candidatos provinciales (gobernador y vice, diputados, intendentes y concejales en ciudades que no desdoblaron) antes del 10 de agosto.

Pero además se suma un condimiento adicional: con el retorno de la fecha del 29-S, ya expiró el plazo para la inscripción de alianzas electorales, paso que hasta ahora sólo cumplió Chaco Somos Todos. “Técnicamente se puede poner vencimiento la semana que viene; lo puede definir la Justicia Electoral”, afirmaron desde filas de la oposición.

Con ese telón de fondo, ayer la ministra de Gobierno, Justicia y Relación con la Comunidad, Jessica Ayala, consideró que “es lamentable cuando se avasalla sobre las facultades propias que tiene el gobernador, quien tiene la facultad que le otorga la Constitución para convocar a elecciones en un plazo de 90 días antes que finalice su mandato”.

La funcionaria además aseguró que “estas cosas pasan cuando la política se introduce en la Justicia”. “El doctor Martínez ha sido secretario de la gobernación del candidato a vicegobernador del partido que presentó la cautelar, por lo que moralmente debió haberse inhibido de esta causa”, dijo, en referencia al exmandatario radical Roy Nikisch, quien acompaña a Peche en la fórmula.

“Queremos llevar tranquilidad a la población ante la incertidumbre que no hace bien a la vida democrática de cuándo se vota; es lamentable este tipo de situaciones”, completó Ayala.

Peppo había sorprendido el 4 de julio al emitir un decreto con el que corrió la fecha de los comicios del 29-S al 13-O. Más allá de los argumentos formales, fue una estrategia para dilatar la definición de candidaturas provinciales en un peronismo estallado frente a la decisión de sus dos máximos caciques -el actual mandatario y Capitanich- de mantener su pretensión de comandar los destinos chaqueños entre 2019 y 2023.

En la práctica, ese calendario permitía a ambas líneas internas presentar listas de candidatos provinciales recién después de las PASO nacionales del 11 de agosto, en las que -festival de dobles candidaturas mediante- tanto Peppo como el exjefe de Gabinete de Cristina de Kirchner se enfrentarán y medirán fuerzas en la primaria del Frente de Todos, como precandidatos a senadores nacionales.

En los hechos, el resultado de esa PASO nacional podría haber dado una punta para arrancar una nueva negociación hacia un potencial entendimiento entre ambos -y evitar así una oferta peronista partida en las urnas- ante la hipótesis de un ganador y un perdedor contundentes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario