Edición Impresa

Camaño paró a Duhalde y va como diputada

No fue un fin de semana fácil para Graciela Camaño, quien finalmente se impuso ayer a Eduardo Duhalde y será solamente primera candidata a diputada nacional por la provincia de Buenos Aires. El viernes pasado, cuando se disparaba la tensión por el cierre de listas, la jefa de la Comisión de Asuntos Constitucionales se llevó una ingrata sorpresa en un local partidario de San Martín, donde encontró pequeños micrófonos escondidos, presuntamente destinados a espionaje político.

«Acá tenemos un espía, alguien nos está controlando», advirtió Camaño a un puñado de jóvenes de su agrupación, Convergencia Peronista. «¿Pero Graciela, no será (Luis) Barrionuevo que piensa que lo estás engañando con alguien?», la interrogó un militante peronista. «Puede ser, él es muy celoso; pero no lo engaño con uno solo, lo engaño con dos», respondió la diputada disparando las carcajadas de sus seguidores.

Más allá de las anécdotas, Camaño vivió 72 frenéticas horas que culminaron ayer con un encuentro cara a cara con Duhalde en la sede del gremio de gastronómicos, ubicada en la Avenida de Mayo. Allí, la diputada se plantó y rechazó la pretensión de Duhalde de ubicarla como doble candidata, a gobernadora bonaerense y también a diputada nacional. «Ya te dije que no me podés pedir algo así Eduardo; cuando fuiste presidente, yo fui la primera que dejó la banca en el Congreso para ocupar el Ministerio de Trabajo. Además, no quiero seguir discutiendo este tema con los conflictos que tenemos para cerrar varios distritos», se despachó Camaño sin darle al candidato presidencial de Frente Popular ninguna posibilidad a réplica.

Camaño reconoció que mantuvo una discusión con su jefe político justo antes de que venza el plazo para la presentación de listas y descartó competir por la Gobernación bonaerense, pese a que referentes del duhaldismo intentaron convencerla y lograr que cambiara de opinión. Los diputados Eduardo Amadeo y Claudia Rucci serán finalmente los candidatos del Frente Popular para el Ejecutivo provincial.

Camaño, que ayer estuvo de campaña en la localidad de Presidente Perón junto con la candidata a intendenta Blanca Cantero, aseguró que las diferencias con el líder del Frente Popular por el armado de las listas quedaron zanjadas e insistió en que buscará renovar su banca en la Cámara baja en los comicios del próximo 23 de octubre. «No me fui del espacio. Sigo pensando hoy más que nunca que el mejor candidato presidencial para el país es Eduardo Duhalde», expresó Camaño, después de bajar el fin de semana su candidatura para el Ejecutivo bonaerense por el FP.

La legisladora argumentó que dejó de lado esa postulación porque no estaba de acuerdo con encabezar, al mismo tiempo, la lista de candidatos a diputados, como quería el exmandatario, según indicó. Camaño dijo que no le parecía correcto «enviarle a la sociedad un mensaje de este tipo» y agregó: «Tenía que ocupar un solo espacio y no los dos».

«Teníamos que hacer una propuesta lo más cristalina posible, para que la sociedad viera que tenemos una concepción del poder muy ética», remarcó Camaño, que aclaró que «no hubo ninguna pelea que no fuera por esa pequeña digresión». En la nómina de postulantes a la Cámara baja que propone el FP, Camaño es la primera candidata en la provincia de Buenos Aires, secundada por Carlos Brown y Carlos Ruckauf, que fue gobernador de ese distrito y exvicepresidente de Carlos Menem. Hilda González de Duhalde, Chiche, será candidata a senadora por el Frente Popular en la provincia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario