Edición Impresa

Cambiará el modo de facturar

La "despapelización" que concretará la AFIP en breve a través de la generalización de la facturación electrónica no solamente de inscribe en futuros planes de control, verificación y fiscalización si no también en la modernización del Estado que ya puso en marcha el Gobierno.

En lo que a la administración fiscal compete la digitalización se hará extensiva a las facturas, tiques, tiques facturas, notas de débito y de crédito, etc. Esta situación conlleva a actualizar los equipos de aquellos que emiten comprobantes por medio de controladores fiscales, particularmente para quienes no posean una conexión de internet consolidada que les permita manejarse en línea.

Es que de eso se trata, la facturación electrónica se efectuará a través de la página web del organismo, como uno de los sistemas actualmente en uso por los contribuyentes.

La inclusión de los sujetos exentos en el IVA y la ampliación a todas las categorías del Monotributo le permitirá al Fisco conocer la casi totalidad de la emisión de comprobantes y con ello el nivel de ingresos y de gastos. De ahí la implementación del Libro IVA Digital atento que la información de facturación es en tiempo real y la de los controladores cada semana, conociéndose ventas y compras.

Desde ya que la "despapelización" no es absoluta pues la impresión de algunos comprobantes será inevitable, especialmente cuando se vende o presta servicios a consumidores finales.

Para que este nuevo universo de operaciones digitales funcione deberá ser reglamentado, de manera que la mayor parte de la actual normativa deberá ser sustituida y compendiada, estipulando las diversas obligaciones a cumplir.

A partir del 1 de agosto comienzan los primeros trámites: habrá que optar por factura o controlador y desde allí hasta el 31 de marzo de 2019 debería estar totalmente instrumentada la medida.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario