Política

Campañas en el recuerdo: un recorrido por los spots más recordados desde el retorno de la democracia

Ámbito seleccionó los mejores spots presidenciales desde 1983 hasta 2015 y propone a sus lectores un recorrido por la historia reciente de la comunicación política.

El retorno a la democracia en 1983 habilitó a los ciudadanos a expresarse nuevamente en las urnas al tiempo que inauguró una nueva etapa en la vida institucional de la Argentina: la profesionalización de la comunicación política.

En esta oportunidad, Ámbito seleccionó los mejores spots de campañas desde 1983 hasta 2015 y propone a sus lectores un recorrido por la historia reciente gracias al archivo del Observatorio de Campañas Electorales, un proyecto de la carrera de Ciencia Política (UBA) pensado para reconstruir parte de la historia política de nuestro país a través de piezas gráficas y audiovisuales.

En 1983 el candidato de la UCR, Raúl Alfonsín, proponía una "entrada a la vida” y hacía campaña con uno de sus discursos más recordados: la cita al preámbulo de la Constitución Nacional. En contrapartida, Ítalo Luder, candidato del peronismo, en su campaña prometía “una patria con futuro”, una “democracia estable” y un Gobierno para “dignificar” el trabajo.

1989 - Mennnnnnnn.mp4

Hacia 1989 la inflación, la devaluación y la deuda externa copaban la agenda económica de la Argentina. En ese contexto, Carlos Menem, candidato peronista que se alzaría con la Presidencia, optaba por la personificación del dólar y promocionaba la "revolución productiva". Eduardo Angeloz, el candidato oficialista, le decía "basta" a las dificultades cotidianas, prometía modificar el "sistema económico" y cambiar "sin caos" en medio de la crisis económica que atravesaba el país.

En 1995 Menem iba por la reelección y no dudo en apelar en su campaña electoral a a la escenificación de lo que en esa época se conoció como el “voto cuota”. Su principal contrincante, José Bordón, atacaba al menemismo por los casos de corrupción. En ese contexto, el candidato del Frepaso usó la recordada frase del sindicalista Luis Barrionuevo –“hay que dejar de robar por dos años”- para hacer campaña.

1995 - Mennnnnnnnnn.mp4

Cuatro años más tarde, la corrupción y desigualdad también dominaron la agenda de Fernando De la Rúa, candidato opositor por la Alianza que se quedaría con el sillón de Rivadavia. En uno de sus spots, “Chupete” apelaba a otra frase que será recordada de esa campaña: “Dicen que soy aburrido”. Por su parte, el peronista Eduardo Duhalde apostaba por un "mejor cambio" y apuntaba contra su contrincante sugiriendo que se vendría un ajuste.

Dos años después de la crisis del 2001, los argentinos volvían a elegir Presidente. En un contexto, en el que aún se cantaba “que se vayan todos” se puso en marcha una nueva campaña presidencial. Néstor Kichner se presentaba como una novedad en la denostada clase política y prometía construir la "Argentina que queremos".

Por su parte, Menem iba en busca de su presidencia "histórica" y en sus spots de campaña se mostraba como la "solución" a la salida de la crisis. Una de esas piezas se convirtió en un clásico de la comunicación política: distintos ciudadanos invocando al riojano.

2007 - Cristina.mp4

En 2007 la crisis económica parecía ser parte del pasado. Durante esa campaña electoral, Cristina Fernández de Kirchner hizo gala del pago de la deuda al FMI y apostaba por la inversión desde el exterior. Elisa Carrió, su principal adversaria, se mostraba como la contracara del kirchnerismo y se colocaba como mascarón de proa de una coalición que prometía "un país mejor".

Cuatro años más tarde, Cristina buscaba la reelección y durante la campaña apeló a la figura del expresidnete Kirchner, quien había fallecido el año anterior. “La fuerza de él”, es uno de los slogans de campaña más recordado de esa época. En 2011, el socialista Hermes Binner retomaba conceptos que ya habían sido utilizados por la oposición en años anteriores y en sus spots proponía "unirse para cambiar".

Así llegamos a la última campaña presidencial. En 2015, Mauricio Macri centró su candidatura en una serie de compromisos entre los que se incluían promesas como eliminar el Impuesto a las Ganancias. En tanto, Daniel Scioli, candidato del kirchnerismo, concentraba su campaña en los "globos inflados" de su contrincante enumerando las promesas “llenas de aire” de Cambiemos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario