Política

Campo en guerra, aún pide aclaraciones

Fue en Madrid y debido a las declaraciones en Buenos Aires de Juan Grabois respecto a una eventual Reforma Agraria, que el embajador argentino, Ramón Puerta recibió cantidad de “incómodas” consultas de los españoles, más aún porque él es un fuerte productor yerbatero misionero que podría ser alcanzado por la propuesta de Grabois. Peor todavía fue el impacto en Tucumán donde estaban congregados más de 2.000 asistentes de todo el mundo (varios fuertes inversores), alrededor del tema del azúcar y las energías de combustibles vegetales. Los más furiosos con las declaraciones del dirigente social eran los propios locales. “Sería bueno que el gobernador ( Juan) Manzur, que es un muy fuerte productor en La Rioja le salga al cruce, o explique cómo compartiría el sus fincas a partir de esta propuestas, y ni hablar del vicegobernador, Osvaldo Jaldo con sus propiedades en Trancas, o el anterior, José Alperovich con sus extensos campos en Santiago del Estero!!", se enojaban en los corrillos en los que los extranjeros, varios de ellos inversores internacionales, intentaban entender el aparente resurgimiento de una propuesta comprobadamente fracasada, hace décadas, en todos los lugares donde se la intentó aplicar. En Buenos Aires fue Axel Kicillof quien salió a desmentir a Grabois y aclarar que no quiere una reforma agraria. Por eso, algunos observadores locales más calmos, y conocedores de los personajes, consideraban que la casi ”bravata” de Grabois no estaba dirigida ni a los gobernadores, ni a los sindicalistas, ni a la candidata a vicepresidente ni, mucho menos, a los propios productores agropecuarios, sino que el destino era llamar la atención del mismísimo Alberto Fernández (el principal afectado por las declaraciones) quien, hasta ahora, no estaría incorporando al rico dirigente social en su proyecto presidencial.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario