Edición Impresa

Canadá busca anular una millonaria venta de armas a Riad por el caso Khashoggi

Montreal - Canadá busca la forma de cancelar un importante contrato de venta de armas a Arabia Saudita criticado por la oposición y defensores de los derechos humanos, anunció el primer ministro, Justin Trudeau.Trudeau había mantenido hasta ahora que era “extremadamente difícil” anular un contrato por valor de 15.000 millones de dólares canadienses (9.900 millones de euros), firmado por el anterior Gobierno conservador, “sin tener que pagar penalizaciones desorbitantes”.“Heredamos un contrato firmado por Stephen Harper para la exportación de blindados ligeros a Arabia Saudita”, recordó el líder liberal en una entrevista con el canal CTV. “Estamos estudiando los permisos de exportación para ver si es posible dejar de enviar estos vehículos”, agregó sin dar más detalles.Las penalizaciones podrían superar los 1.000 millones de dólares canadienses, advirtió Trudeau a finales de octubre.Este pedido de Riad, pactado en 2014, originalmente contemplaba la entrega de 928 vehículos blindados ligeros, pero se redujo a 742 a principios de año. Esta venta de armas, a cargo de General Dynamics Land Systems, es la mayor venta de armas canadienses de la historia,Ottawa expresó en 2017 su preocupación por el eventual uso de estos blindados en operaciones de represión en el este de Arabia Saudita y en Yemen.La canciller alemana, Angela Merkel, informó en octubre que su país no permitiría la venta de armas a Riad, debido a la incertidumbre sobre las circunstancias de la muerte del periodista Jamal Khashoggi.“El asesinato de un periodista es absolutamente inaceptable y es por eso que Canadá pidió respuestas sobre esta cuestión desde el principio”, agregó Trudeau.Khashoggi, un periodista crítico a Riad y colaborador del diario The Washington Post, fue visto con vida por última vez al ingresar al consulado saudita en Estambul.La investigación turca sobre su desaparición comprobó que fue asesinado y desmembrado dentro de la sede diplomática por personal cercano al príncipe heredero Mohamed bin Salmán.Las relaciones entre Canadá y el reino saudita se erosionaron en los últimos meses. Riad anunció la expulsión del embajador canadiense, además de recordar la congelación de nuevas inversiones con el país, después de que Ottawa criticara la detención de activistas de los derechos humanos sauditas.Agencia AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario