Edición Impresa

Cannes: Spike Lee ya suena para la Palma de Oro

Cannes - Cuando ya ha transcurrido más de la mitad del Festival de Cannes ya aparecen varias candidatas a los premios mayores, pero ninguna del país anfitrión. La concurrencia parece ser algo menor que la de años precedentes: restaurants más vacíos y salas no siempre atiborradas, sobre todo aquellas dedicadas al Mercado del Cine, confirman esta presunción.

Otra diferencia significativa resulta la ausencia de figuras de gran prestigio: es el primer año en que no se ha visto ni a Isabelle Huppert, Catherine Deneueve o Juliette Binoche ascender por la "alfombra roja". Justamente es el cine de Francia el que no aparece bien representado, tanto en la Selección Oficial como en la paralela Un certain regard.

"Le livre d'image", lo nuevo de Godard, es francamente impresentable y está entre lo peor que se ha visto, pero hay una cofradía de críticos (inclusive de nuestro país) que lo idolatran. Italia, en cambio, parece estar mejor posicionada con dos films candidatos a la Palma de Oro, de indudables valores artísticos. "Lazzaro Felice", de Alice Rohrwacher, confirma su consagración, luego de su paso anterior con "Las maravillas", en 2014. "Lazzaro" está coprotagonizada por la hermana de la realizadora, Alba Rohrwacher, Sergi Lopes y Nicoletta Braschi, esposa de Roberto Benigni, quien también vino a Cannes. El film recuerda por momentos, por su temática y personajes, a "Feos, brutos, malos" de Ettore Scola. Falta aún ver "Dogman" de Mateo Garrone, pero ya desde el Mercado llegan buenas referencias.

Tanto la polaca "Cold War" de Pawel Pawlikowski ("Ida") como la rusa "Leto" ("verano" en español) transcurren en la época en que aún existía la cortina de hierro. Comparten además el adecuado uso del blanco y negro, habiendo sido elogiosamente recibidas por la crítica, lo que las convierte en candidatas a algunos premios.

La otra cinematografía fuertemente representada es la asiática. Ya ha sido exhibida "Los eternos", producción china de Jia Zhang-Ke ("Plataform", "Lejos de ella"), y "Shoplifters/Une affaire de famille", de Hirokazu Kore-Eda ("De tal padre, tal hijo", "Después de la tormenta"), dos habitués de Cannes. También de Asia (Irán) se ha visto "3 Faces" de Jahar Panahi ("El globo blanco").

De Estados Unidos llegó "Blackkklansman" de un renovado Spike Lee, sobre el tema de la intolerancia y del Ku Klux Klan en particular (de allí su título). Durante la conferencia de prensa, su director afirmó que el racismo "es un problema que se está esparciendo por todo el mundo y donde lo peor es permanecer en silencio". Lo acompañaron los protagonistas del film John David Washington, Adam Driver y la joven Laura Harrier. Es una firme candidata por su calidad y tema a la Palma de Oro, aunque todavía falta ver las nuevas películas de Nuri Bilge Ceylan, Garrone y Lee Chang-Dong.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario