Edición Impresa

Captura de un petrolero iraní en Gibraltar eleva la tensión

Londres- La Marina Real británica capturó ayer un buque petrolero iraní en Gibraltar acusado de llevar crudo a Siria y de violar las sanciones impuestas por la Unión Europea (UE), en una dramática acción a pedido de Estados Unidos y que podría escalar la confrontación entre Irán y las potencias occidentales.

El tanquero Grace 1 fue detenido en el disputado territorio británico, a la entrada del Mar Mediterráneo, después de navegar alrededor de África desde Medio Oriente. “Tenemos razones para creer que ‘Grace 1’ llevaba su carga de petróleo crudo a la refinería de Banias en Siria”, que es propiedad de una entidad sujeta a las sanciones de la UE contra el país árabe, anunció el jefe del gobierno de Gibraltar, Fabian Picard.

Las autoridades no especificaron el origen del crudo, pero la publicación especializada en transporte marítimo Lloyd’s List indicó que se trataba de un carguero de bandera panameña cargado con petróleo iraní y el Ministerio de Relaciones Exteriores citó al embajador británico para expresar “su fuerte objeción a la captura ilegal e inaceptable” de su embarcación.

Agencias AFP y Télam

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario