Ambito Nacional

Catamarca: se coló en campaña plazo fijo por el superávit

El referente de Juntos por el Cambio, el radical Roberto Gómez, cuestionó estrategia de Lucía Corpacci. Oficialismo argumentó blindaje por inflación.

El millonario superávit en un plazo fijo con el que cuenta la provincia de Catamarca disparó cruces entre el justicialista Raúl Jalil y el radical Roberto Gómez, los dos principales candidatos a gobernador para las elecciones del 27 de octubre.

“El Gobierno posee un superávit de $ 7.700 millones en plazo fijo mientras Catamarca está postergada, sujeta al subdesarrollo, que hace los catamarqueños no tengan salud de calidad, educación para la inserción laboral de nuestros jóvenes, obras que promuevan la producción”, disparó Gómez, la espada con la que Juntos por el Cambio buscará girar el signo político del distrito que hasta el 10 de diciembre gobernará la peronista Lucía Corpacci.

El actual presidente del Comité Capital de la UCR aseguró además que el Gobierno de Corpacci “prefiere guardar las joyas de la abuela y mantener en el letargo a la provincia”.

En reacción, en las últimas horas Jalil salió a defender la estrategia financiera llevada adelante por Corpacci, quien pese a contar con la posibilidad de pelear otro mandato se inclinó por encabezar la lista de candidatos a diputados nacionales del Frente de Todos, con el actual intendente de la capital catamarqueña en batalla por su sucesión en las urnas.

“Tener las finanzas ordenadas en una crisis tan grande tiene doble mérito; uno puede ver otras provincias y Catamarca está mucho mejor, se siguen haciendo obras”, enfatizó Jalil.

Además remarcó que, “en el manejo de los recursos del Estado, uno tiene que ser muy responsable”. “En nuestra gestión, Catamarca no tuvo el auge de la renta minera”, recordó.

Previamente, la propia Corpacci había blindado la política de su gobierno en materia de recursos.

“Alguien de la oposición decía que cómo puede ser que tengan esa plata a plazo fijo en lugar de seguir haciendo obras; la tenemos a plazo fijo porque es dinero que tiene destino y, si no estuviera a plazo fijo, cuando tengamos que pagar lo que tenemos que pagar no serviría, porque todos sabemos cómo se mueve la inflación”, argumentó, en declaraciones consignadas por El Ancasti.

“Yo quiero que la provincia tenga un respaldo, poder decir que Catamarca va a tener la garantía por dos o tres meses, pase lo que pase, de que los catamarqueños que trabajan van a poder cobrar sus salarios”, agregó.

En sintonía con Gómez, el precandidato a diputado provincial de Juntos por el Cambio, Luis Lobo Vergara, señaló que “el superávit de $ 7.700 millones en plazo fijo es el resultado positivo al que se ha llegado con ayuda del Gobierno nacional”.

Y enfatizó que “justificar y aplaudir el enorme superávit de la provincia marca la falta de sensibilidad del gobierno de turno, y de los candidatos a sucederlo, con respecto a las necesidades de la gente”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario