Ambito Nacional

Cautela en provincias y dudas por efectividad en el control de precios

La gobernadora quiere escuchar a sus ministros. Cada uno deberá elevar una propuesta, y hay varias alternativas en estudio para contener las subas de precios y alentar el consumo.

Una curita para intentar frenar la sangría a tiempo. En el juego de esa variable las provincias sintetizaron ayer su mirada en el impacto del paquete de medidas que anunció el Gobierno para alivianar la carga de la inflación en los hogares argentinos.

Las señales que llegaron desde tierra adentro fueron diversas, pero hilvanaron un argumento común: la preocupación porque algunas de las decisiones -en especial la vinculada al pedido de Nicolás Dujovne para que se replique el congelamiento de tarifas-, resulten imposibles de aplicar en el ámbito de los servicios locales.

En paralelo, el Gobierno de María Eugenia Vidal tendrá una reunión clave el próximo lunes para avanzar en el diseño de un paquete de medidas que acompañen los anuncios nacionales de ayer. Ese día, cada ministro bonaerense deberá elevar una propuesta, y hay varias alternativas en estudio para contener las subas de precios y alentar el consumo.

Desde despachos provinciales remarcaron a este diario que, como en el distrito no tenían previsto aumentos de tarifas y de transporte para el resto del año, no deberán evaluar un congelamiento en esos rubros, como pidió ayer Dujovne.

REPAROS

Los cuestionamientos más duros llegaron, por caso, desde San Juan y, en menor medida, desde Santa Fe.

“El congelamiento de precios no funciona”, disparó el ministro de Hacienda cuyano, Roberto Gattoni. “Para que esta medida tenga efectividad debe tomarse por sorpresa, no se puede debatir 20 días porque los formadores de precios lo que hacen es anticiparse. De la manera en que se hizo, pierde la eficacia”, agregó el también candidato a vicegobernador.

En idéntico sentido se expresó el gobernador sanjuanino, Sergio Uñac, para quien “un congelamiento anunciado con 15 días de anticipación implica un reacomodamiento de precios para después bajarlos algo en función de lo que ya subieron. En definitiva, creo que no sirve para nada”.

La postura santafesina sumó un nuevo argumento: las suspicacias en torno del anuncio del congelamiento de tarifas de transporte público.

“Con estos anuncios el Gobierno está reconociendo que el problema inflacionario, lejos de resolverse, se está agravando; y que ha cambiado su lectura respecto de las causas de la inflación: de creer que sólo se resuelve desde la política monetaria a considerar conveniente intervenir en la fijación de precios en los mercados como herramienta válida”, aseguró ayer a Ámbito Financiero el ministro de Economía de Santa Fe, Gonzalo Saglione.

El funcionario del socialista Miguel Lifschitz advirtió sin embargo que le “preocupa” que “vuelva a diferenciarse al transporte del Conurbano bonaerense respecto del interior del país”. “Para sostener tarifas en el Conurbano, recursos nacionales; para hacer lo propio en el interior, que se hagan cargo las provincias”, comparó.

SIN CONVOCATORIA

Desde Entre Ríos, el propio gobernador Gustavo Bordet (PJ) lamentó que el Gobierno no hubiera convocado a los mandatarios de signo político diferente para debatir y consensuar el paquete de anuncios.

“Ojalá que el Gobierno aplique estas medidas, que las aplique bien; no hemos sido consultados, los gobernadores de la oposición no tuvimos ningún tipo de participación, ni de consulta en este sentido, tampoco conocemos el alcance específico de las medidas”, analizó el mandatario, que el domingo pasado se impuso en las PASO locales y se encamina hacia su reelección.

Menos confrontativo se mostró el chaqueño Domingo Peppo, también del peronismo. “Son respuestas que estábamos esperando para atender la situación de crisis que estamos viviendo. Desde el Gobierno provincial venimos aplicando medidas en este sentido, en el objetivo de defender a cada chaqueño”, sostuvo.

Una postura similar adoptó el santiagueño Gerardo Zamora (Frente Cívico): “Seremos prudentes de no realizar análisis hasta ver los resultados. Lo más preocupante es la inflación, porque estamos en uno de los niveles más altos desde el año 91”, se atajó.

RESPALDOS

Alineado con la Casa Rosada, el neuquino Omar Gutiérrez (Movimiento Popular Neuquino) celebró los anuncios y consideró que “toda medida vinculada a resolver de raíz este flagelo que es la inflación exige un fuerte respaldo”.

“No hay posibilidad de construir futuro si cada día hay un deterioro del salario del bolsillo de cada trabajador. No hay posibilidad de planificar e invertir si las variables están en continuo movimiento”, planteó.

Por último, el ministro de Economía de Mendoza, Martín Kerchner, recordó que su jefe político, el gobernador Alfredo Cornejo, fue uno de los mandatarios radicales -junto al jujeño Gerardo Morales- que viene plantenado ante Mauricio Macri una serie de medidas para bajar inflación, de la mano de mecanismos para el sostenimiento de precios y tarifas. “Hicimos propuestas permanentes: en momentos de crisis hay que apoyar con políticas anticícilcas. Trabajar en una canasta de precios de productos básicos, son medidas que aportamos al gobierno. Es positivo”, cerró el funcionario.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario