Edición Impresa

Chaco: confían en romper ola de triunfos oficialistas

El candidato a gobernador de Chaco Somos Todos, el radical Carim Peche, se mostró confiado en que torcerá en los comicios del 29 de septiembre la tendencia de triunfos de los oficialismos provinciales en lo que va del desdoblado calendario electoral.

“Lo que está sucediendo es que los oficialismos locales son los que ganan: donde hay un gobierno normal los oficialismos repiten, pero no es el caso del Chaco, donde hubo varios problemas de corrupción, falencias en la salud, en la educación, en la seguridad, en la producción, con empresas estatales totalmente quebradas”, aseguró.

Peche (de la línea interna radical Convergencia Social) lanzó ayer su fórmula con la actual intendente de Barranqueras, la también ucerreísta Alicia Azula (Somos Parte). Fueron de la partida, entre otros, dos caciques del centenario partido: el senador Ángel Rozas y el diputado provincial Roy Nikisch.

El frente Chaco Somos Todos aglutina a la UCR, el PRO, la CC-ARI, el Partido Fe, el socialismo y las fuerzas provinciales. Pero, a tono con la estrategia electoral de buena parte de los candidatos alineados con la Casa Rosada en las provincias, esquivarán el uso del sello de Cambiemos.

La avanzada de ayer se dio mientras en el peronismo pulsean por sus aspiraciones gubernamentales el actual mandatario, Domingo Peppo, y el intendente de Resistencia, el kirchnerista Jorge Capitanich.

Hasta el momento las frenéticas negociaciones no permitieron arribar a un acuerdo en torno a una potencial fórmula de unidad, lo que abriría paso a una pulseada entre ambos en una interna partidaria o directamente en las elecciones generales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario