Edición Impresa

Charlas de quincho

Macri arranca un mes internacional con visita real y nueva gira europea. Mientras tanto, en el universo argentino no se habla de otra cosa que no sea el dólar. Un peine fino sobre los números del campo aportó alguna tranquilidad. Anécdotas a la distancia sobre el atentado a la Embajada de Israel. Volvió el arte.

Mauricio Macri tendrá días de brillo internacional esta semana con la visita de los reyes de España y una agenda oficial nutrida que tendrá esta noche el broche con la cena de gala en el CCK. Esas fotos se prolongarán a Córdoba cuando los monarcas inauguren allí el Congreso de la Lengua española y Macri se muestre también con Juan Schiaretti, ahora con candidaturas unificadas en el PJ de su provincia. La agenda internacional, en la que mejor se mueve el Presidente, seguirá luego en Francia, donde Emmanuel Macron le prepara un recibimiento de Estado, y Bélgica. En ese rubro internacional todo bien. En el local, el dólar, que esta semana tendrá una buena noticia cuando se active finalmente el desembolso de u$s11.800 millones del FMI, sigue marcándole el ritmo a todo el Gobierno que sabe que es imposible hacer campaña con estos barquinazos cambiarios. Por eso es lógico que el dólar sea tema excluyente de los quinchos de estos días. En el siempre discreto reducto del Ebano, en pleno Bajo porteño, un grupo de exportadores, mientras degustaban una novedosa sopa crema de berenjenas asadas con queso de cabra y unas pechugas de pollo con papas a la chapa, especulaban, calculadora en mano, cuál podría ser el comportamiento de los productores con la cosecha que se está acelerando y, más aún, si los volúmenes aumentan por los buenos rindes, como muchos suponen. Es que de superarse los 140 millones de toneladas, las cotizaciones se van a deprimir más aún, y en esos casos, generalmente los productores no suelen vender. Los exportadores, mientras tanto, lo que más temen es la presión del Gobierno para que liquiden las ventas e ingresen las divisas, debido a la urgencia de dólares que se necesitan para aplacar al mercado. Un poco de calma trajo uno de ellos, que comentó el análisis de Jorge Ingaramo, ex Fundación Mediterránea y actual asesor de la Bolsa de Bahía Blanca, quien habría concluido que, en los próximos 4 meses, los productores tendrán que vender, al menos, el 50%-60% de la cosecha, por unos u$s13.000 millones (básicamente de maíz y soja), para poder afrontar todos los gastos pendientes (contratistas, insumos, arrendamientos, fletes, cuotas), los que mayormente se van a “pesificar” en forma inmediata. Luego quedarán otros u$Ss7.000-8.000 millones pendientes, que se podrían vender en forma escalonada para afrontar los gastos de la nueva campaña, inversiones y los retiros personales. Es decir, unos 25 millones de toneladas de soja, o equivalente. “El resto lo tiene que vender”, habría dicho Ingaramo. Varios cruzaron los dedos.

“Anochecer de un día agitado”, y no sólo por el tema con el que el ex Beatle Paul McCartney arrancó el sábado a la noche su multitudinario show en Buenos Aires, sino porque en los últimos 7-10 días se sucedieron visitas, hechos y viajes que tuvieron en vilo a muchos. De movida nomás, en el plano internacional, el domingo pasado llegó al país después de 63 años la Reina Margarita II de Dinamarca, a quien luego se le sumó su hijo, el príncipe Federico, y ayer recalaron por estos lares el rey de España, Felipe VI de Borbón, y la reina Letizia. Para tranquilidad de muchos funcionarios, todos son bastante descontracturados para lo que eran los estilos reales hasta no hace mucho. Tanto así que la reina Margarita se tomó un día a la llegada (el domingo) para visitar el Cementerio de la Recoleta y San Telmo antes iniciar formalmente la visita oficial el lunes; luego quiso ir hasta Tandil y alrededores donde se encuentra una de las colonias más numerosas de ese país y, finalmente, cerró su viaje en la Argentina con una visita a Jujuy (fuera de agenda oficial), para regocijo -y sorpresa- del Gobernador Gerardo Morales, ya que Su Alteza pasó casi 3 días recorriendo Purmamarca, alrededores y, en especial, los museos. Y no es que el viaje haya sido sólo de turismo. La Casa Real tiene mucho interés en temas de energías limpias, como la eólica, y en las posibilidades de aumentar el intercambio con las empresas dinamarquesas. Pero la realeza no fue lo único que pasó por Buenos Aires estos días. También la Segunda Confederación de Alto Nivel de la ONU acerca de la Cooperación Sur-Sur que se llevó a cabo en el Centro de Exposiciones y Convenciones de la Ciudad de Buenos Aires (CEC) sobre Figueroa Alcorta trajo cantidad de funcionarios y diplomáticos que se sumaron para alterar el orden de la Ciudad (y de sus sufridos habitantes).

Entre funcionarios y visitas reales, también se colaron las marchas (contra la presión impositiva; las del niño por nacer; las del 24 de marzo, etc.), algunas reuniones muchos más agradables como una cena-cumpleaños-baile de una “Lady in red” en el Faena; una casamiento en la Rural de Palermo; un glamoroso asado en una estancia de San Martín de los Andes y hasta una magnífica cena en la embajada argentina en Washington, por el reingreso de los primeros envíos de carne vacuna a ese país, después de más de 17 años de suspensión. Allí, el embajador Fernando Oris de Roa, secundado por el titular del IPCVA (Instituto de Promoción de la Carne Vacuna), Ulises “Chito” Forte, que auspició el agasajo, oficiaron de anfitriones a más de un centenar de invitados, incluyendo una llamativa cantidad de funcionarios estadounidenses del Departamento de Estado, de Transporte, de Defensa, y varios relacionados con América Latina; además de la CEO del Consejo de las Américas Susana Segal, varios miembros del sector financiero privado y, naturalmente, cantidad de importadores de EE.UU. y empresarios argentinos del rubro, como para ponerles “un moño” a las conversaciones de los presidentes Donald Trump-Mauricio Macri que lograron destrabar finalmente las negociaciones. Pero sin duda, la vedette de la noche (que también se amenizó con una pareja de tango que debió volar desde Las Vegas) fue el nuevo corte estrella de carne vacuna para grillar: el ojo de bife, al punto que más de uno pretendió repetir, incluyendo el vino de Catena, también acostumbrado a hacer las presentaciones de sus nuevos productos en la sede argentina en Washington. Tras la comida, la delegación argentina dedicó 2 días más para recorrer varios supermercados, cadenas de hoteles 5 estrellas y hasta Amazon, que recientemente compró la cadena Whole Food Market, de venta de productos naturales a clientes de alto poder adquisitivo, y que ya había tomado contacto con Argentina por el cinturón hortícola de La Plata.

QUINCHOS-03.jpg
Mariano Caucino, Daniel Carmon (cónsul en Buenos Aires en 1992) y Shmulik Bass, director para Sudamérica de la cancillería israelí en la residencia de la embajada ante ese país.
Mariano Caucino, Daniel Carmon (cónsul en Buenos Aires en 1992) y Shmulik Bass, director para Sudamérica de la cancillería israelí en la residencia de la embajada ante ese país.

En la residencia del embajador en Israel, Mariano Caucino, se conmemoró a las víctimas del atentado que destruyó la sede de la Embajada de Israel el 17 de marzo de 1992. Caucino convocó para el acto al entonces cónsul en Buenos Aires, Daniel Carmon, quien perdió allí a su propia esposa. Carmon contó que “el dolor no se olvida jamás” y que sin embargo pudo reconstruir su vida, continuar con su carrera, donde llegaría a ser embajador en India, criar a sus cinco hijos y formar una nueva pareja. Recuerdos varios, entre otros del embajador de España Manuel Gómez Acebo quien cumplió funciones en Buenos Aires al momento de la voladura. Otro de los concurrentes fue Hernán Felman, tal vez el argentino que mejor conoce al primer ministro Benjamín Netanyahu y opera bajo dos “sombreros”: vicepresidente del fondo Keren Kaayem (KKL) y representante del Likud para los vínculos con Latinoamérica y uno de los autores del viaje histórico que Netanyahu hizo a la Argentina en 2017. También se encontraban el titular de la DAIA Jorge Knoblovits y una nutrida comitiva de dirigentes de la colectividad judía en su mayoría de Córdoba y Santa Fe, y otros embajadores que se acercaron hasta la residencia del barrio de Herzliya (el San Isidro de Tel Aviv) los embajadores Modi Ephraim -director para América Latina- y la exembajadora en Buenos Aires Dorit Shavit. Por su parte, Caucino reconoció que la iniciativa de la reunión correspondió a su contraparte en Buenos Aires, Ilan Sztulman, quien cumple sus últimos meses en sus funciones como representante en Argentina.

Varias sorpresas se llevaron los asistentes a la reunión “Discutiendo Buenos Aires”, en la sede del CEMA en plena city porteña, cuando se enteraron que el presupuesto de la megaurbe local es superior al de Madrid y al de Roma, entre otras varias ciudades de similar cantidad de habitantes (alrededor de 3 millones). Así, mientras el distrito que comanda Horacio Rodríguez Larreta ostenta la friolera de 7.269 millones de euros (¡) anuales; Roma gasta 5.100 millones y Roma “apenas” 4.800, a pesar de que ambas ciudades reciben 10 veces más turistas que Buenos Aires (alrededor de 40 millones/año), según datos del economista Roberto Cachanosky. El especialista también destacó, ante alrededor de 200 personas, que de los gastos de la Administración Central, el 45% corresponde a sueldos pero, mientras en 2002 la cantidad de empleados públicos era de 127.750 agentes, en 2016 (últimos datos disponibles) la cifra ya ascendía a 208.000”. Otro sacudón lo generó Mariano Campos, ex Subsecretario de Higiene de la Ciudad cuando especificó que, mientras el personal contratado de limpieza asciende a 3.000 personas, también ingresan diariamente a la Buenos Aires, 5.000 cartoneros, lo que explica en parte, el desorden de la recolección, a pesar de que este rubro implica uno de los mayores presupuestos de la CABA hoy”. También agregó que “el gran tema son las 3.000 toneladas diarias de residuos de CABA que siguen yendo al CEAMSE, que hoy es el relleno más grande del mundo. Ese es el gran desafío”. También participaron los especialistas Alejandro Fargosi (quien aseguró que la constitución de la Ciudad se contrapone a la Nacional), y Manuel Solanet, entre otros, pero fue Ricardo López Murphy, en su carácter de coordinador de la jornada el que puso el broche. “Debemos darle a nuestra ciudadanía la oportunidad de votar cosas distintas; no hay representación de los contribuyentes. Las coaliciones son solo de los que gastan, no de los que aportan”, dijo.

QUINCHOS-05.jpg
Miriam Bagó, María Elisa Mitre, Claudia Stad, Paola Marzotto y Mónica Uboldi en almuerzo para debatir sobre mujeres líderes, psicología y joyas.
Miriam Bagó, María Elisa Mitre, Claudia Stad, Paola Marzotto y Mónica Uboldi en almuerzo para debatir sobre mujeres líderes, psicología y joyas.

Para hablar sobre el imparable avance de las mujeres en los circuitos del poder, Claudia Stad organizó el encuentro “Mujeres líderes del siglo XXI”. El almuerzo comenzó con una obra de arte, unas cáscaras de huevo bañadas en oro y otras en plata, rellenas con risotto de morillas. Bellas, aunque mayormente maduras, las disertantes contaban sus experiencias. El cine fue el gran tema de Teresa Costantini, madre de cinco hijos, actriz, productora y directora de “Nunca estuve en Viena”, que comenzó por destacar los cambios producidos en la producción y los espectadores a partir del fenómeno Netflix. Lamentó la escasa presencia del cine argentino en una plataforma que tiene miles de suscriptores locales. Una invitada mencionó la productora de videos de su hijo, Eduardito Costantini, radicado en Nueva York. La economista Diana Mondino, catedrática de la Universidad CEMA, habló sobre los temas financieros que hoy desvelan a los argentinos. Señaló que no sólo son los recursos económicos sino también las decisiones políticas las que determinan la riqueza de las grandes naciones y así, remontó nuestra historia. Para compensar las preocupaciones, la condesa Paola Marzotto, consuegra de Carolina de Mónaco, habló de su bella familia y de la vida, también bella, que transcurre en permanente gira por Punta del Este, Buenos Aires y algunas ciudades de Europa. Entre las invitadas estaban Miriam Bagó, quien relató de la labor filantrópica que lleva adelante en la Fundación del Hospital Fernández, Mónica Uboldi y Florencia Boskis Stad, la joven estrella del diseño que presentó para el 2019 el nuevo estilo tutti frutti con piedras multicolores. En ese clima distendido, ya había llegado el pato confitado con verduritas, cuando de repente, al levantar los platos, el micrófono cayó frente a la psicoanalista María Elisa Mitre. Ella lo tomó con gracia y entonces sí, se produjo un gran silencio. Mitre comenzó a profundizar e interpretar la realidad de nuestros días desde la dimensión psicoanalítica. Las peras rellenas con pistachos crocantes y bañadas con salsa inglesa alegraron la despedida.

QUIENCHOS-04.jpg
El director del Museo de Arte Decorativo, Martín Marcos, Laura Garimberti, Julio De Marco, Pte. de Ferrari, y Ana Lorenzutti, en puesta al sol en el museo.
El director del Museo de Arte Decorativo, Martín Marcos, Laura Garimberti, Julio De Marco, Pte. de Ferrari, y Ana Lorenzutti, en puesta al sol en el museo.

Los jardines del Museo de Arte Decorativo (Palacio Errázuriz) presentaron el miércoles pasado al mediodía una exhibición de sombreros intervenidos por 20 artistas plásticas, con el fin de concientizar sobre el cáncer de piel. La creadora de esta idea que aúna las artes plásticas con una acción solidaria fue de la marchand Laura Garimberti, (directora de la Galería de Arte IMAGINARIO). Bendijo todo el director del museo, el Arq. Martín Marcos quien prestó las instalaciones para la exposición, que gracias al buen clima se pudo desarrollar bajo el sol. El evento contó con el auspicio de LALCEC--institución que estuvo representada por su vicepresidenta Ma. Cristina Espil y por Graciela Sprugnoli. Entre los asistentes que disfrutaron del espléndido día y de los creativos sombreros, se encontraban, Julio De Marco (Pte.de Ferrari), la presidenta de ALPI-Teresa González Fernández-, Cecilia Zuberbühler, Lucas Beccar Varela, la directora de la Feria de Polo, Marina Fernández Llorente de White, el anticuario Daniel Miranda, Alejandro Ollivier (argentino radicado en París hace varios años, quien se encontraba de visita en Bs. As), Peter Ocariz quien contó sus próximas actividades inmobiliarias, Marcela Ashley, David Mc Culloch, y la PR Ana Lorenzutti.

Vamos a terminar con un chiste que celebra la amistad.

Un grupo de amigas de 40 años, excompañeras de secundario, van a salir a cenar y eligen la parrilla El Algarrobo Negro, porque allí los mozos son todos muy jóvenes, visten pantalones ajustados y tienen hermosos traseros.

Diez años después, a los 50 de edad, el grupo vuelve a reunirse y elige la parrilla El Algarrobo Negro, porque allí la carne es muy buena, la selección de vinos amplia y los precios razonables.

Diez años después, a los 60 de edad, el grupo de amigas una vez más discute dónde van a ir a cenar, y eligen la parrilla El Algarrobo Negro porque el ambiente es silencioso y hay una vista muy buena del río.

Diez años más tarde, a los 70 de edad, las amigas discuten una vez más dónde van a ir a cenar, y eligen la parrilla El Algarrobo Negro porque tiene rampas de acceso para discapacitados y ascensor para llegar al primer piso.

Diez años más tarde, a los 80 de edad, las amigas discuten una vez más dónde van a ir a comer, y eligen la parrilla El Algarrobo Negro porque nunca estuvieron allí y les gustaría probarla.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora