Espectáculos

Charo Bogarín se anima a una Mercedes Sosa electrónica

La idea surgió de Fabián Matus, el hijo de Sosa fallecido en marzo pasado, quien ideó un homenaje por los diez años de la muerte de su madre. "La Charo le canta a Mercedes" se verá mañana en ND Teatro.

“Legado” es un material discográfico en el que Charo Bogarín recrea canciones del repertorio de Mercedes Sosa en formato electrónico. El nuevo trabajo, que propone una suerte de tributo y reactualización de las canciones de “La Negra”, se podrá escuchar mañana a las 21 en el ND Teatro en el marco de un espectáculo diseñado especialmente para estas canciones, donde aparece la voz de la cantante tucumana fallecida 10 años atrás hilando determinadas situaciones escénicas.

“Este trabajo surgió a partir de una invitación que me realizó en agosto del año pasado Fabián Matus, el hijo de Mercedes -fallecido en marzo de este año- para que fuera parte de las celebraciones a 10 años de la muerte de su mamá y desde el comienzo tanto de parte de él como mía afloró la idea de una producción que no tuviera el formato del homenaje sino que reinterpretara la labor inmensa de su madre”, destacó Bogarín.

“Así apareció la posibilidad de hacer una Mercedes de estos tiempos a partir de un concepto diferencial de sonido que la llevara a lo electrónico y se apartara de lo tradicional, de los sonidos a los que estamos acostumbrados a escuchar a Mercedes, más acústicos o sinfónicos”, detalló.

“Quería que las nuevas generaciones la pudieran conocer y abordar. La idea era generar un diálogo entre ambas. Entrelazar las voces”, señaló la intérprete y creadora de Tonolec, dúo en el que junto a Diego Pérez llevan a formato electrónico cantos originarios del nordeste argentino.

Bogarín dice que el titulo del nuevo trabajo “hace alusión a pensar en todo lo que Mercedes nos ha dejado como huella para seguir”.

Periodista: ¿Cómo pensó el espectáculo?

C.B.: Para llevar al vivo este disco, pensé en su formato. Quise sacarlo de las presentaciones convencionales y convertirlo de un mero concierto a un verdadero espectáculo. Así le dimos a llamar ‘La Charo le canta a Mercedes’. Aparece en el espectáculo no sólo la voz cantada sino también la voz hablada, narrada, de ‘la Negra’. Es ella quien va enlazando una canción con la otra durante casi todo el concierto. Ella aparece como una omnipresencia, como un tótem poderoso, como una guía.

P.: En el registro hay muchos productores musicales participando de distintas canciones.

C.B.: La modalidad de trabajar con productores de la escena electrónica nacional fue pensada un poco para abrir el juego al trabajo colectivo, de compartir con otros este hermoso proyecto. Es gente que viene haciendo hace más de 20 años, al igual que yo con Tonolec, un tratamiento moderno de lo tradicional, mixturado con lo electrónico. Pude armar un equipo soñado de productores y músicos, todos ellos ensamblados en este disco por la labor magistral de Juan Blas Caballero, mi productor general. Cada uno de los invitados, Gaby Kerpel, Diego Pérez, Daniel Martin, Pedro Canale, Leonardo Martinelli y Camilo Carabajal, hizo un trabajo de excelencia, respetando el concepto de abordar de manera delicada, respetuosa y armónica la obra de interpretación de Mercedes, combinándola con mi voz.

P.: ¿Qué es aquello de lo ancestral que le interesa que permanezca y qué es lo actual que quiere añadir?

C.B.: De lo ancestral me gusta traer al presente la cosmogonía, el saber de nuestros pueblos, su cuidado y armonía con la naturaleza, su relación con el silencio, el respeto a los ancianos. Me gusta de los cantos ancestrales su valor curativo, colectivo, de compartir y de hacer verdaderas ceremonias dando una funcionalidad casi sagrada al hecho de cantar. Con el canto se cura, con el canto se sana y lo más importante, con el canto se concientiza y se transforma. De nuestras tradiciones rescato las que me gustan. Mercedes Sosa es tradición en el canto. Y esa tradición me remite a un canto comprometido, social y políticamente, un canto donde la voz está puesta al servicio de algo más grande que uno mismo, al servicio de una causa, al servicio de las minorías y de aquellos que aún hoy no tienen voz. Estos rasgos de nuestra ancestralidad y de la tradición me parecen interesantes para que aparezcan continuamente en mi obra musical.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario