Chiste de quincho

Un chiste de la línea suave, importado de Estados Unidos.

En una reserva indígena muere el gran jefe y su hijo asume en su lugar. Hombre joven, más interesado en la modernidad que en los antiguos ritos, no sabe qué responder cuando, poco antes del invierno, la comunidad le pregunta si hará frío o no, como para ponerse a resguardo. Así, sin que nadie se entere, va a su choza, toma el celular, y llama al Servicio Meteorológico para pedir información:

--Creemos que sí, que será un invierno frío --le responden.

De inmediato, el joven jefe vuelve ante su tribu y anuncia:

--Será un invierno muy frío. Vayan a buscar troncos para tener fuego suficiente.

Una semana después los indios vuelven a preguntarle al jefe si hará más frío, y el jefe vuelve a llamar al Servicio Meteorológico.

--Sí, confirmado, hará más frío --le responden.

El jefe reúne entonces a la tribu y dice:

--¡Hará mucho más frío! ¡Vayan a conseguir más leña!

Otra semana después, la tribu pregunta una vez más al jefe si el invierno, ya inminente, será muy frío, y el jefe se comunica por tercera vez con el Servicio Meteorológico para preguntarles por el pronóstico.

--No tenga ninguna duda --le confirman--. Será un invierno muy crudo.

--¿Y usted cómo está tan seguro? --pregunta el jefe.

--Porque los indios están juntando leña como nunca.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario