Chiste de quincho

Vamos a terminar con un chiste médico.

Una mujer, con un bebé en los brazos, está en la sala de espera de un consultorio para el primer examen del nacido hace poco. Cuando la hacen pasar, el médico examina al bebé, chequea su peso, su altura y después, con cierta preocupación en el rostro, le pregunta a la mujer:

-Dígame, señora. ¿Este chico tiene alimentación de pecho o de mamadera?

-De pecho -responde la mujer.

-Bien -continúa el médico-. Le voy a pedir por favor que se quite la blusa y el corpiño porque la voy a revisar.

La mujer hace lo que le dice. El doctor entonces examina sus pezones, los presiona un poco, les pasa el dedo índice, y luego toma ambos pechos entre sus manos, masajeándolos para hacer una evaluación. De inmediato, después de pedirle que vuelva a vestirse, le dice:

-Señora, no me extraña que este chico esté por debajo de su peso normal. Usted no tiene leche.

-Lo sé, doctor -dice la mujer-. Soy la abuela, no la madre, pero me encantó haber venido.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario