Secciones Especiales

Chiste de quinchos

Vamos a terminar con un chiste docente.

Una profesora del secundario pregunta a sus alumnos:

-A ver, ¿quién puede responder qué parte del cuerpo aumenta diez veces su tamaño cuando es estimulado?

Nadie responde durante un momento hasta que una alumna llamada María, de familia conservadora, se pone de pie y dice:

-Profesora, usted no debería preguntarnos eso. Cuando regrese a casa se lo voy a contar a mis padres, ellos la denunciarán ante la dirección y a usted la despedirán.

La profesora ignora lo que le dice María y vuelve a preguntar a la clase:

-¿Quién sabe qué parte del cuerpo aumenta diez veces su tamaño cuando es estimulado?

María se enoja, mira a los compañeros que están junto a ella y exclama:

-¡Va a tener problemas esta mujer! ¡Muchos problemas!

La docente continúa ignorando a María y pregunta:

-¿Nadie lo sabe?

Entonces Juancito, algo nerviosamente, se pone de pie y exclama:

-La pupila del ojo, profesora. Que en la oscuridad aumenta diez veces su tamaño.

-¡Muy bien, Juan! -lo felicita la profesora, y luego se vuelve a María y le dice-: Señorita, debo decirle tres cosas: primero, usted tiene una mente muy sucia. Segundo: no estudió la lección. Y tercero: dentro de algún tiempo se va a llevar una enorme desilusión.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario