Política

Chubut buscar renegociar la deuda tras cambio político

Este lunes se cancela la última cuota del título público que colocó en 2013. Los motivos por los que Arcioni necesita del triunfo de Fernández para revertir el panorama económico de la Provincia.

El próximo 21 de octubre es una fecha clave para el gobierno de Chubut. Ese día se ejecutará el último vencimiento de deuda más antigua que mantiene la Provincia. En consecuencia, el gobierno de Mariano Arcioni ya está elaborando un plan para buscar un nuevo financiamiento del endeudamiento actual y así, de esta forma, poder cubrir las obligaciones económicas de una de las provincias más conflictuadas de los últimos tiempos.

Chubut colocó este título público de 13.7 millones de dólares en 2013, durante el gobierno de Martín Buzzi (el ex aspirante a intendente de Comodoro Rivadavia por el arcionismo que hace unos días bajó su candidatura). Y este lunes se cancela la última cuota de 220 millones de dólares. A partir de ahí, el equipo económico del gobernador intentará modificar los el perfil de lo que adeuda en la actualidad con el fin de extender los vencimientos de los más 769 millones de dólares que debe pagar la Provincia, se estima, hasta el 2023.

Estamos terminando de cancelar el BODIC 1, lo que nos va a permitir una capacidad de crédito por más de 220 millones de dólares. Luego, entre abril y mayo del año que viene terminamos de cancelar el fideicomiso financiero”, aseguró hace días el propio Arcioni durante una conferencia de prensa.

Con este paso consumado, el arcionismo buscará, a partir de diciembre, y con una legislatura más orientada en su favor (producto de la unidad del peronismo), darle un nuevo marco de refinanciación de la deuda. Una instancia por la que ya pasó, pero sin éxito.

“Le pedimos a la legislatura que nos autorice a cambiar los perfiles de deuda y salir de los vencimientos a corto plazo por deudas que se habían tomado con anterioridad y que afectaron a la economía. Hubo un esfuerzo tremendo para lograr un superávit fiscal aunque sea mínimo, que lo habíamos conseguido hasta junio. Pero en julio estos vencimientos nos descontaron 3000 millones de pesos porque no logramos esas autorizaciones, provincial y nacional, para poder prorrogarlos los vencimientos”, sostuvo en su momento.

Chubut tiene un reaseguro y un resguardo de valor ante las deudas producto de las regalías hidrocarburíferas. Y la seguridad jurídica y económica para los tenedores de deuda es de gran importancia por la actividad de los yacimientos. Sin embargo, ante los vencimientos próximos y una crisis en todos los ámbitos, la Provincia enfrenta una de sus batallas económicas más complicadas de los últimos tiempos. Una pelea que, aseguran, tendrá su devolución en caso de que Alberto Fernández se a el nuevo presidente.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario