Ambito Nacional

Chubut, peor: sitiada y signada por la irracionalidad política

El conflicto salarial escaló en las últimas horas. El accidente de dos docentes derivó en otro absurdo paro nacional de maestros. Pedidos de renuncia.

Chubut es un infierno. El fallecimiento en un accidente vial de dos docentes que volvían de una marcha en Rawson con destino a Comodoro Rivadavia en la noche del martes provocó una escalada de violencia que, entre otras cosas, terminó con parte de la Legislatura y la Casa de Gobierno ardiendo. Una sucesión de hechos que forman parte de una cadena de reacciones cada vez más tensa.

La situación se da en el marco de una puja entre el Gobierno nacional y el provincial por el envío de un auxilio económico para abonar el sueldo de los estatales. Luego de que el gobernador Mariano Arcioni asegurase ayer que “no vamos a dejar de reclamar al Gobierno central que nos envíen los fondos comprometidos”, desde Nación salieron a responderle con un informe que detalla el pago de $1.227 M en cuatro depósitos realizados entre el 10 y el 13 de septiembre.

Lo sucedido en la madrugada del miércoles marcó un nuevo quiebre en una provincia que parece no saber se límites. El accidente de las docentes derivó en una respuesta inmediata de gran carácter. Cerca de la medianoche, alrededor de 700 personas se congregaron tanto en el palacio legislativo como en Casa de Gobierno (ubicadas a 300 metros una de otra). Lo que siguió fue una escena dantesca. La gente sobrepasó las vallas de contención que se encontraban en derredor de los establecimientos producto de los acampes que llevaban a cabo distintos gremios y provocó un incendio que afectó sendas estructuras. Gente que estuvo en el lugar asegura que se escucharon “alrededor de entre 250 y 300 disparos de bala de goma”. Pese a esto, no hubo detenidos.

La repercusión de los hechos obligó a que el gobernador salga a dar la cara. Hubo rumores sobre un paso al costado. Pero no. El propio Arcioni aclaró que “no voy a renunciar bajo ningún punto de vista. Estoy más fuerte que nunca”. Sin embargo, las esquirlas de la tragedia calaron hondo y ya se habla de que en las próximas 48 horas el Gobierno sufrirá una baja de consideración. “Arcioni tiene un monje negro y es Massoni. Debe sacrificarlo para bajar la tensión”, asegura una fuente oficialista. Y agrega que “viene de hacer una gran gestión en seguridad pero que no puede estar al frente del Gabinete porque es muy soberbio. Es necesario alguien más conciliador para acomodar el quilombo”.

La tragedia de las maestras y el consecuente estallido social se dio en la misma jornada en que Massoni no pudo ser interpelado en la legislatura por bloqueo del sindicato de trabajadores internos y en que, también, se conoció el proyecto del Ejecutivo para aumentar el sueldo de la planta política en un promedio de $100 mil mensuales por trabajador. Demasiado para un mismo día. “La propia policía aseguró que no se trató de docentes ni de estatales. Nos llama mucho la atención. Está claro que hubo infiltrados y desde nuestro espacio creemos que tiene que ver con gente relacionada al Gobierno nacional que busca posicionarse”, asegura la misma fuente.

Manuel Pagliaroni, diputado provincial de Cambiemos, es concreto: “Esperamos que haya un cambio de ministro o una respuesta clara del gobernador”. Y ante la consulta de si es posible que esto termine en un juicio político, asegura que “mañana (por hoy) tenemos sesión ordinaria. Vamos a evaluar todas las opciones posibles”.

Ayer a la tarde todos los bloques de la oposición se reunieron para definir los pasos a seguir. La intención es mover la sesión para mañana e ir viendo el devenir social. Todavía hay dudas sobre cómo continuar. El juicio político es una de las variantes . Para llevarlo a cabo se necesita dos tercios de la cámara a favor. En la actualidad, el arcionismo cuenta con 11 diputados de 27 entre propios y aliados. Un 40% del total.

“Responsabilizamos al Gobierno por lo sucedido. Las docentes tenían que estar trabajando en la escuela y no reclamando por el accionar del gobernador. Estamos juntando firmas y hablando con los abogados para ver las posibilidades del juicio político. Hasta que los legisladores puedan sesionar vamos a llevar adelante diferentes acciones”, sostiene Marcela Capón de ATECh.

En consecuencia de lo sucedido, CTERA anunció un paro nacional para hoy. De esta manera, la situación provincial se trasladará al país y los chicos se quedarán sin clases una vez más. Se trata del segundo para nacional que lleva adelante el gremio por el conflicto en Chubut.

Cristina Aguilar y Jorgelina Ruiz Díaz (quienes según las primeras pericias viajaban sin cinturón de seguridad) fallecieron el martes a la noche como consecuencia del vuelco que sufrió el auto en el que se trasladaban, tras participar en una manifestación en la capital provincial, en el kilómetro 1575 de la Ruta 3 en el sur de Trelew.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario