Ambito Nacional

Chubut: tres meses sin clases y una solución que no llega

Tras reunirse con el ministro de Educación, la Mesa de Unidad Sindical rechazó la propuesta de pago que ofreció el Gobierno de Mariano Arcioni.

La Junta Central de ATECh rechazó las condiciones de pago que propuso el Gobierno con el fin de destrabar una situación que tiene en jaque a toda la provincia desde hace tres meses, con el penoso saldo de escuelas vacías y miles de alumnos sin clases.

Más allá de que el cronograma de pago (4, 11 y 18 de octubre) se adelantó en relación con meses pasados, la Mesa de Unidad Sindical rechazará el ofrecimiento y continuará con el paro por tiempo indeterminado, una medida de fuerza que tiene en vilo no sólo a la provincia sino a todos los gremios nacionales de maestros, dispuestos a gatillar paros en todo el país en solidaridad con sus pares patagónicos.

El reclamo docente se apoya no sólo en el desacuerdo con el pago escalonado, sino, principalmente, en el rechazo a modificar lo homologado en relación con paritarias y la cláusula gatillo.

Ya adentrados en la semana número doce de paro, ATECh continuará con una medida que provoca un desbarajuste social que imposibilita el derecho a la educación de todos los alumnos de la provincia.

Pese a que las diferencias internas, producto de la continuidad de la medida, los docentes tomaron la decisión de no aceptar la propuesta y exigir la pronta resolución de un conflicto. La provincia, en cambio, sigue atada de pies y manos y no encuentra y dilata la resolución con la firme intención de que el cambio de gobierno nacional derive en un salvataje político y económico.

Esta mañana un grupo de trabajadores de ATECh intentó cortar la intersección de las rutas 3 y 26, en la zona sur de Comodoro Rivadavia, pero fueron desalojados por la policía y gendarmería.

Privados

La decisión de los trabajadores estatales viene siendo acompañada por el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) que también está en conflicto por la situación económica de la provincia.

“Las escuelas privadas se niegan a cumplir con la paritaria argumentando que es la provincia la que debe pagar los incrementos. Pero no es cierto. Si la provincia no les acerca lo relacionado al incentivo docente, los trabajadores no podemos quedar como rehenes de esa situación. Los privados deben hacerse cargo de la situación y resolver lo que sea con la provincia”, asegura el delegado Pablo Salguero.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario