Edición Impresa

Chubut: una universidad marca agenda en lenguaje inclusivo

La Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, que tiene su central en Comodoro Rivadavia, y anexos en Esquel, Trelew y Rawson, aprobó que los alumnos pueda entregar sus trabajos prácticos y exámenes escritos con un estilo no sexista.

En Chubut se mueve la tierra. Y el terremoto lingüístico ya tiene réplicas en el resto del país. La Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, con sede central en Comodoro Rivadavia (y anexos en Esquel, Puerto Madryn y Trelew), aprobó el uso del lenguaje inclusivo para la realización de trabajos prácticos, tesis de grado, monografías o cualquier otra actividad académica de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales (FHCS).

La iniciativa, que fue ratificada por el Consejo Directivo de la cátedra, fue presentada por Tomás Bobowski, un joven de 22 años que está cursando materias de cuarto de año del profesorado de Historia. “Surgió en base a la lucha que venían dando las compañeras cuando quienes se sentían discriminadas cuando les devolvían sus trabajos. Lo llevamos a un ámbito formal y tuvimos una respuesta satisfactoria”, le dice Bobowski a Municipios.

El proyecto fue votado por unanimidad y ninguno de los consejeros de los diferentes claustros se mostró en contra de la presentación. Como contrapartida, la sorpresa apareció cuando muchos docentes se enteraron que algunos alumnos habías desaprobado distintos tipos de evaluaciones por utilizar el lenguaje inclusivo.

Chubut

“Entendemos al lenguaje como una construcción de las personas en sus subjetividades. Y el inclusivo como una decisión política de quien lo usa, un posicionamiento y un estilo. No deja de ser alentador utilizarlo sin discriminación”, agrega Bobowski.

A partir de esta reglamentación, los estudiantes podrán imprimir la resolución y exhibirla a aquellos docentes que se nieguen a corregir trabajos redactados en ese estilo.

La noticia trajo su polémica. Por las redes sociales fueron muchos los que se manifestaron en contra de la implementación de esta iniciativa y apelaron que es “una forma de destruir el lenguaje”. Otros, en la misma línea, sostienen que “el lenguaje inclusivo es en realidad exclusivo pero hay que entrar en las modas modernas para tener a las masas tranquilitas y que digan que estás haciendo ‘bien’ las cosas, así sea que afectes cosas serias como trabajos académicos”.

Apertura

La noticia causó impacto y otras universidades como la UNCuyo también dieron a conocer que admitirán el uso del lenguaje no sexista. La cátedra de Comunicación y Género brindan herramientas para una comunicación feminista y no sexista. “Hay muchas docentes que militan e incluso dan clases hablando de manera no sexista”, le aseguró a un diario local la profesora universitaria y directora del instituto de Estudios de Género y Mujeres (IDEGEM) la UNCuyo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario