Política

Chubut va a las urnas en medio de una fuerte crisis

La Provincia elegirá este domingo representantes para el Congreso e intendentes en Comodoro Rivadavia y Rawson, entre otros municipios. Cómo afecta el conflicto actual en cada región.

Dos meses después de ganar las elecciones a gobernador, sostenido en una promesa paritaria por la que hoy sigue pagando sus costos, el frente de Mariano Arcioni fue ninguneado en las PASO de agosto. Luego de setenta días, las elecciones generales del domingo no sólo definirán quiénes serán los diputados electos para representar a la Provincia en el Congreso y qué intendentes se harán cargo de los 13 municipios en juego sino que también servirán para evaluar el nivel de rechazo que genera un armado provincial que, en los últimos tiempos, se acostumbró a vivir en estado de conflicto.

Y en este marco, hay dos municipios cruciales para entender la situación que atraviesa a una Provincia que, por caso, vive desde hace 70 días sin que los chicos vayan a la escuela producto de un paro que parece no tener fin. Rawson, como capital provincial, y Comodoro Rivadavia, en su rol de municipio bandera, estrenarán intendente. En ambos casos, y por distintos motivos, quien gobierne desde diciembre será nuevo en su cargo.

La ciudad capital es uno de los más perjudicados por los coletazos de la crisis. Hace poco más de un mes sufrió la quema de la Casa de Gobierno y de la Legislatura de parte de grupos de acción que no pudieron ser identificados pero que se intentó vincular con los empleados estatales, quienes viven estado de reclamo permanente por promesas incumplidas. Además, en la actualidad, gobierna una intendenta interina producto de la salida de Rossana Artero, la jefa municipal que se encuentra suspendida y al borde la destitución de su cargo tras juicio político.

La concejal Araceli Di Filippo, su reemplazante, denunció ayer a su antecesora por “abuso de autoridad” y “administración infiel en perjuicio de la administración pública”. Se la acusa por un faltante de 5 millones de pesos correspondientes a dos subsidios no entregados.

Para estas elecciones el radical Damián Biss, de Arriba Rawson (una alianza entre vecinalismo y Juntos por el Cambio), se impuso en una PASO que contó con 15 precandidatos. Sumó 21 por ciento (31 en la totalidad de la fuerza). El mismo número consiguió el Frente de Todos, pero con la particularidad de haberlo alcanzado a través de cinco precandidatos, quedando Edgar Gort como el más votado (8.7%). El representante del arcionismo, Pablo Muñoz, luce desdibujado frente a una elección en la que, por la situación actual, le costó hacer campaña.

Tampoco en Comodoro Rivadavia habrá un intendente de Chubut Somos Todos. Una semana atrás, el exintendente y exgobernador Martín Buzzi bajó su candidatura para apoyar al Frente de Todos, pero también golpeado por la coyuntura. Sin embargo, sus candidatos a concejal sí formarán parte de la elección por lo que su boleta estará presente en las aulas. Todo voto que vaya dirigido para su persona será considerado nulo.

Luego de perder las elecciones a gobernador, Carlos Linares terminará su mandato y le dejará su lugar al actual viceintendente Juan Pablo de Luque, quien ganó la interna y como parte del Frente de Todos obtuvo el 47 por ciento de los votos. Casi treinta más que lo alcanzado por Ana Clara Romero, la representante de Juntos por el Cambio.

También se votará en Sarmiento, Camarones, Gaiman, Lago Puelo, José de San Martín, 28 de Julio, Tecka, Río Mayo, Río Senguer, El Hoyo, Epuyén y Corcovado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario