Información General

Científico argentino que dirige misión a Marte en 2020: "Es un momento crucial"

“Es un momento crucial”, advierte el argentino Jorge Vago, director científico de ExoMars 2020, la gran apuesta de la Agencia Espacial Europea (ESA) para posar un robot en el suelo de Marte que tome muestras y ayude a determinar si existieron o existen condiciones para albergar vida.

“Es el empujón final para tratar de llegar a tiempo para el lanzamiento, en julio del año que viene. Si lo logramos, perfecto, si no habrá que esperar más de dos años para tener otra chance, porque los planetas están en buena posición por un período de dos o tres semanas cada 26 meses”, explicó en diálogo con ámbito.com.

“Cualquier problema inesperado que nos retrase mucho nos podría hacer perder la ventana del lanzamiento, por eso estamos en un momento bastante crucial”, remarcó. Esas ventanas se abren cuando la Tierra y Marte están relativamente cerca en sus órbitas.

exo mars modulo integracion.jpg
<p>Los distintos módulos deberán integrarse a fin de año.</p>

Los distintos módulos deberán integrarse a fin de año.

Si los preparativos acaban con éxito, la nave espacial partirá en una riesgosa travesía. Se sabe que el planeta rojo es hostil con los extraños: hasta el momento, solo los estadounidense lograron arribar a su superficie con éxito.

La entrada a alta velocidad, a más de 21.000 km/h a la atmósfera marciana es uno de los grandes desafíos y un error en el ángulo de aproximación podría provocar que la nave se sobrecaliente y se queme, o que pierda por completo su rumbo. Unos 6 y 7 minutos de calor extremo por la fricción atmosférica, con la ayuda, vital pero limitada, de un escudo térmico y un paracaídas supersónico.

  • Llegar a tiempo

En la agencia espacial se trabaja contrarreloj. “La semana pasada llegaron a Turín las contribuciones rusas a la misión: la cápsula y el aterrizador con su sistema de propulsión. Estamos montando todo y preparando las pruebas de verificación”, comentó Vago.

El modelo del rover que se desplazará por la superficie marciana, bautizado con el nombre de la científica británica Rosalind Franklin, está siendo ensamblado en Reino Unido. Podrá hacer perforaciones de hasta dos metros de profundidad, recolectar muestras y hacer exámenes biológicos y geoquímicos. El robot está equipado con nueve instrumentos científicos para analizar el suelo y paneles solares para generar la energía eléctrica de sus baterías. Con sus cámaras podrá crear mapas digitales para calcular su trayectoria, definir los lugares de perforación adecuados y evitar colisiones.

exo mars rover.mp4

Animación del rover que se posará sobre el suelo marciano.

“El laboratorio de química analítica y el taladro fueron terminados y van a ser montados en mayo. Cuando el rover esté terminado, se reunirá con el módulo de aterrizaje y el módulo de crucero y allí se harán las pruebas finales. Al concluirlas, hacia finales de este año, todo será enviado a Kazajistán para empezar la campaña de lanzamiento, que durará unos seis meses”, adelantó Vago.

Si logra despegar a tiempo, la misión aterrizará en marzo de 2021 en la región Oxia Planum, situada al norte del ecuador y que contiene depósitos sedimentarios que podrían corresponder a lagunas o algún antiguo océano.

exo mars mapa.jpg
<p>Oxia Planum, el sitio donde se realizará el amartizaje.</p>

Oxia Planum, el sitio donde se realizará el amartizaje.

La misión tendrá sabor a revancha para la ESA y la agencia rusa Roscosmos luego del éxito a medias de la primera fase, en octubre de 2017, cuando el satélite para estudiar los gases entró en funciones pero el módulo Schiaparelli se estrelló al intentar amartizar.

  • Sonidos desde Marte

Como nota de color, los científicos tuvieron la iniciativa de enviar a Marte el mensaje de un ser humano. Fue idea de los físicos checos que desarrollaron el Wave Analysis Module (WAM), el módulo electrónico que estará en la plataforma de aterrizaje de ExoMars para establecer si hay descargas eléctricas (como rayos) en la atmósfera de Marte. “Suponemos que sí, porque cuando se levantan esas tormentas de polvo gigantes hay mucho rozamiento entre las partículas de polvo en suspensión y eso debería generar enormes cargas electrostáticas”, explicó el científico argentino.

Como el WAM necesita ser calibrado, una de las maneras es transmitir un mensaje conocido y comprobar cómo llega a la Tierra. Allí fue que iniciaron una campaña para que cualquier interesado pueda subir a internet 30 segundos de palabras, fragmentos de música u otra ocurrencia.

Hasta el momento, un archivo enviado desde Holanda es el más votado. “Fue algo bien creativo y sin que tenga impactos negativos en términos de masa, energía, etc. En estos días están llegando grabaciones desde todo el mundo que intentan ser elegidas como "el" sonido que la misión mandará desde Marte”, señaló Vago.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario