Política

Cimbronazo judicial: Corte voltea cautelar y jueces deben empezar a pagar Ganancias

• TENDRÁ PLENA VIGENCIA LEY QUE ORDENA TRIBUTO PARA CARGOS OBTENIDOS DESDE 2017
Mayoría asegurada para rechazar medida que había acotado el pago del tributo. Revés para aquellos que habían ascendido dentro del Poder Judicial. Incluye a fiscales, funcio

Los integrantes del Poder Judicial cruzan los dedos para no ver, a partir de mañana, descuentos de la AFIP en sus recibos de sueldo bajo el concepto de Impuesto a las Ganancias. Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia definirá hoy (por mayoría) la caída de la medida cautelar impulsada por la Asociación de Magistrados que acotó los alcances de una ley aprobada por el Congreso para que comiencen a tributar quienes ascendieran a un cargo a partir del 1 de enero de 2017. El golpe provocará un cimbronazo al interior de los tribunales por la sentencia de la tríada integrada por Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti. Restará determinar qué postura adoptará el presidente del tribunal, Carlos Rosenkrantz y con una segura negativa de Elena Highton de Nolasco, quien siempre se mostró en contra del pago del tributo bajo la modalidad de "intangibilidad" de la remuneración de los magistrados. Estaban en devaneos sobre acompañar o no con un voto concurrente, o diferenciarse.

El Gobierno tendrá una buena noticia que le estallará en las manos: es gracias a la apelación planteada por el Ministerio de Justicia que la Corte se expedirá por la siempre demorada imposición del tributo; pero gran parte de los jueces le cargará la factura por lo que representa un quiebre puertas adentro que había alcanzado cierta pax por la medida cautelar "interpretativa" otorgada por el juez contencioso administrativo federal Esteban Furnari. Avaló que sólo sean considerados como pasibles de descuentos por Ganancias quienes hubieran ingresado al Poder Judicial desde 2017 como externos, dejando de lado ascensos o movimientos de cargos de quienes ya estaban en carrera. Hasta una resolución de fondo, comenzarán a pagar Ganancias todos aquellos cuyos sueldos estén sobre el mínimo no imponible, válido para empleados, funcionarios, jueces, fiscales y auxiliares de justicia que hubieran asumido en sus cargos a partir del primer día del 2017. Había planteos judiciales pero más por vía administrativa, copiando los argumentos de la Asociación. Para ellos habrá una sola respuesta: deben pagar.

A ese combo incendiario se le sumó en las últimas horas la respuesta del jefe de Gabinete Marcos Peña a la carta firmada por los cinco ministros en reclamo de fondos para pagar dos aumentos por octubre y diciembre del 10% cada uno. La del mes que viene la difirió para el año próximo y la de octubre la consideró "en discusión" y ad referéndum de una reunión entre el Administrador General Daniel Marchi con el titular de Hacienda Nicolás Dujovne. Peña les recordó que el pedido afecta fuertemente los recursos del Estado. Prácticamente un anuncio de comienzo de hostilidades que graficó el titular del gremio de judiciales Julio Piumato que lanzó la amenaza de un paro hasta fin de año. Por las dos vías se acusará a la Casa Rosada de una injerencia en la independencia judicial. La Corte lo tratará en el acuerdo de hoy y preparará una elaborada pero pronta respuesta como contra golpe. El Gobierno, secretamente, quiere que los costos se asuman desde el denominado Fondo Anticíclico. Pero el gran desafío será para Rosenkrantz escoger el cuadrante en el cual ubicarse ante este problema: si con comprensión sobre la actitud oficial o representando a la bases del Poder Judicial, a esta altura, iracundas.

En el voto mayoritario firmado por Lorenzetti, Maqueda y Rosatti considerarán revocar la cautelar que bloqueó Ganancias de manera inmediata con el reproche a una posible arbitrariedad en su dictado por tratarse de ir contra una ley votada por el Congreso. Incluyeron un mensaje político y uno tácito y más "venenoso" dirigido a fulminar al Fuero Contencioso administrativo Federal: por un lado, lo que se aprueba en el Congreso y pasa el tamiz constitucional es válido y de aplicación plena; por el otro, no puede haber un tribunal que se arrogue la "reinterpretación" de las normas. La moraleja que completa el fallo será que lo que sale del Congreso se cumple, lo que valdrá a futuro para cualquier temática. Deja muy poco margen para la resolución de la cuestión de fondo del amparo en idéntico sentido a la cautelar, la que todavía aguarda en el escritorio de Furnari, una de las principales víctimas de la sentencia que se conocerá hoy. Será el primer golpe con el que deba lidiar el recientemente electo presidente de la Asociación de Magistrados, el camarista comercial Hernán Monclá. La organización insistía hasta último momento con aguardar una "reglamentación" del pago, presuntamente prometida por el ministro Germán Garavano.

Anoche, el preludio de un escándalo mayúsculo en tribunales por el resultado del caso el primero en la agenda cronometrada de fallos clave de la Corte- hizo trabajar horas extras a las vocalías. La duda de la "minoría" era si acompañar con voto concurrente (el mismo sentido pero con argumentos propios) o si marcar una diferencia. Las charlas previas no habían consensuado un voto unánime. No será el único tema al que se aboquen hoy con una retahíla de sentencias en distintos asuntos en la que se graficará el esquema de "mayorías móviles" según temática. Sin dudas, el que provocará el cimbronazo será el inmediato pago de Ganancias, también como un mensaje hacia la sociedad que se repetirá la semana próxima con el "2x1".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario