Edición Impresa

Cincinnati: pizzas de estilo napolitano en el centro porteño

Ubicado en la Torre Bellini Esmeralda, la propuesta también incluye la tradicional cocina italiana y una carta de cocktails realizada por el reconocido bartender Federico Cuco.

Oculto en el vértice de la Torre Bellini, Cincinnati propone pizzas de estilo napolitano y una carta de platos italianos sencillos y bien logrados. El restaurante ubicado en Esmeralda 924, recibe a sus clientes con un sector al aire libre integrado al local, con un cielorraso rebosante de plantas en macetas colgantes; y mesas con banquetas altas resguardadas por lámparas de estilo industrial. Al ingresar, el espíritu italiano se hace presente en los detalles: paredes con espejos, posters enmarcados, copas colgadas y pequeñas cavas con botellas de vino recubren el restaurante. Dos grandes hornos son las estrellas del salón principal: uno de ellos eléctrico traído de Italia y especialmente diseñado para hacer pizzas de estilo napolitano. El mismo se encuentra recubierto con piedra volcánica por dentro y alcanza los 450° y 500° grados, logrando un borde distintivo que caracteriza a la pizza napolitana. El segundo horno se destaca por ser a leña o gas, y se utiliza para darle el toque final a los platos, ya sea desde gratinados para pastas, el último golpe de cocción de una carne o para la realización de sus panes caseros.

CINCINATI1.jpg

Lamparones colgantes de vidrio dan luz a una gran barra de mármol con banquetas altas en color rojo vivo, la barra se extiende a todo el largo del salón, dando la posibilidad de disfrutar de un aperitivo al final de la tarde o ver en vivo y en directo como el maestro pizzero prepara y cocina las pizzas en los hornos.

Tres grandes boxes con sillones de cuerina rojo y una mesada de mármol que ofrecen un espacio más acogedor. Al fondo, focos de luz cálida sobrevuelan las mesas y sillas bajas de color blanco que se reparten en el salón principal. Una gran mesa comunitaria con capacidad para 24 comensales permite recibir grandes grupos. Uno de sus creadores, Ítalo Argentino, se formó en la Associazione Verace Pizza Napoletana con la idea de traer el plato más representativo de Nápoles, preservando la genuina receta, la frescura de las materias primas y hasta el horno fabricado en su tierra de origen con piedra original de la zona del Vesubio.

CINCINNATI3.jpg

LA CARTA

Tal es así que Cincinnati se destaca en la elaboración de exquisitas pizzas de estilo napolitano, de masa flexible y bordes inflados. Sus especialidades son Diavola (pomodoro, salame italiano, mozzarella fior di latte $360), Quattro Formaggi (mozzarella, gorgonzola, boconccino y mascarpone $390) o Cincinnati (pomodoro, burrata, prosciutto italiano, tomate cherry y rúcula $450), entre otras.

La carta luce también platos típicos realizados con productos italianos como salsa Divella, pasta Barilla, arroz Divella y café Lavazza. Entre las entradas se encuentran opciones como Burratina y jamón crudo (burratina, jamón crudo, rúcula y tomates confitados $350), antipasto italiano (jamón crudo, spianatta, bresaola, bocconcino, queso tipo gorgonzola, arancini, y tomates confitados $480), pulpo a la leña (pulpo a la leña, hinojo y naranja $570), langostinos crocantes (langostinos, copos de maíz, crema de ajo y leche $310), entre otros. En los principales ofrecen tentadores platos como los clásicos sorrentinos de mozzarella y jamón (pomodoro, cherry y albahaca $375), Lasagna (espinaca, ricota y salsa bolognesa $360), risotto gorgonzola (arroz carnaroli, gorgonzola, nueces y pera asada $410). Bife chorizo Angus certificado de 400 gramos $480, milanesa de ojo de bife napolitana o fugazzeta (para compartir) $570 y pesca del día, arvejas y chaucha $450, entre otras opciones. El cierre se compone de propuestas dulces de producción propia como tiramisú, panna cotta, nutella pizza (con nueces, avellanas y menta) y crostata de manzana, entre otros.

CINCINNATI2.jpg

La carta de vinos, elaborada por el sommelier Juan Casarsa, ofrece una amplia variedad de etiquetas y cepas. Desde la barra, la carta de cóctels realizada por el bartender Federico Cuco sorprende por su diversidad y creatividad. Se destacan cocktails aperitivos como Pozione d’amore (Álamos Moscatel de Alejandría, frutos rojos, maracuyá y lima $150), Gin Tonic Ristretto (Gin Bombay, café expreso, agua tónica y limón $150) o Bianco de la casa (Martini Bianco macerado en eneldo, cordial de sauco, lima y aceitunas verdes $125). Además, opciones frescas o frozen como Martini Shakerato (Martini Bitter batido al estilo italiano $120) clásicos reversionados cómo Old Fashioned Cincinnati (Jack Daniel’s, azúcar, bitter y amarena $150) o Negroni Cinque Stelle (Carpano Antica Formula, Martini Bitter y Gin Bombay $250). La barra cuenta con más de 10 marcas de gin de excelente calidad tanto importados como nacionales, ofreciendo al cliente la oportunidad de elegir el que más le guste para su cóctel.

Una opción ideal en pleno centro porteño para deleitarse con los nobles sabores de la cocina italiana en un ambiente cálido que invita a disfrutar largas sobre mesas en familia o con amigos.

Almuerzo ejecutivo

Durante el mediodía, Cincinnati propone almuerzos ejecutivos a $380.

El menú es rotativo y consiste en una entrada, pizza, carnes o pasta como principal, café y postre degustación. En la sección de bebidas, se ofrece cerveza tirada Heineken o Kuntsman con Happy Hour de 17 a 20, Sidra tirada 1888, aguas de Aqua Panna o San Pellegrino y café de Lavazza para la sobre mesa.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario