Política

Cirielli: "Seremos inclaudicables en la defensa de nuestros derechos"

El secretario general de APTA es candidato a renovar su mandato. Aseguró que la lista que encabeza mantiene "intacto el compromiso que inspiró a nuestra gestión desde el primer momento que es la defensa de las fuentes de trabajo y el futuro de la aeronavegación comercial nacional".

El secretario general de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), y candidato a renovar su mandato al frente del gremio por otros cuatro años, Ricardo Cirielli, aseguró que la lista que encabeza mantiene “intacto el compromiso que inspiró a nuestra gestión desde el primer momento que es la defensa de las fuentes de trabajo y el futuro de la aeronavegación comercial nacional”.

Cirielli va como candidato a secretario general por la Lista Naranja con vistas a las elecciones que se celebrarán el próximo 17 de octubre.

“Nuestro compromiso es el mismo de siempre, desde el primer momento: la defensa de las fuentes de trabajo y del futuro de la aeronavegación comercial nacional”, destaco.

Con vistas a su próximo mandato al frente de APTA, el dirigente gremial se comprometió a “accionar por todos los medios gremiales, judiciales y políticos disponibles, para revertir la nefasta política aerocomercial actual, diseñada e ejecutada por el gobierno nacional, para hacer desaparecer de las empresas aéreas de capital nacional, público y privado con el objetivo de entregar nuestros mercados internos e internacionales a compañías de aviación extranjeras”.

Dejó en claro también que será prioridad “eliminar la competencia desleal contra Aerolíneas Argentinas y Austral, y las demás compañías aéreas nacionales, promoviendo la aplicación de las leyes de Defensa de la Competencia, Defensa del Consumidor y de una ley antidumping, para suprimir la venta de pasajes bajo costo que las compañías extranjeras, sobre todo las low cost que reciben importantes subsidios públicos provinciales, utilizan para provocar la quiebra de nuestras empresas nacionales, y luego controlar el mercado aerocomercial argentino para terminar elevando las tarifas, precarizando los empleos trayendo trabajadores extranjeros y bajar los salarios”.

Sobre las low cost extranjeras detalló que es necesario “trabajar gremial, judicial y políticamente, para que la ANAC fiscalice a estas empresas y las obligue a que tengan el mismo equipamiento y capacitación en sus aéreas Técnicas que se le exige a las compañías tradicionales que operan en la Argentina.”

Cirielli se comprometió a “seguir oponiéndonos a toda modificación de las normas RAAC, reemplazándolas por las LAR porque ese cambio significaría la degradación integral de la seguridad operacional argentina, el empobrecimiento de la formación profesional del personal técnico aeronáutico, la precarización de su ejercicio profesional y, el peligro real, de que trabajadores aeronáuticos latinoamericanos reemplacen a los argentinos”.

Destacó también entre otros puntos continuar “impulsando la fabricación de aviones, militares y civiles, en la fábrica de Córdoba FADEA SA, cumpliendo con el objetivo para la cual fue creada en 1927, y buscando recuperar el prestigio logrado 1945 y 1955”.

Propuso reclamar “a los poderes Ejecutivo y Legislativo la sanción de una Ley específica de Promoción de las Pymes Aeronáuticas Nacionales que favorezcan la instalación de empresas chicas y medianas de aviación general y de aerotalleres”.

En el orden interno explicó que volverá a proponer cambios en el Estatuto de APTA, para crear las Secretarías de Igualdad de Género, de la Juventud y de los Trabajadores Jubilados.

En este sentido explicó que la Secretaría de Igualdad de Género “deberá garantizar que todos y todas los representados en nuestro Sindicato sean respetados y gocen del ejercicio efectivo de sus derechos, tanto en sus lugares de trabajo como dentro del Sindicato”.

A propósito de la Secretaría de la Juventud, Cirielli remarcó que “debe dar la más amplia participación a las nuevas generaciones de afiliados para que militen y se comprometan en la lucha por los intereses colectivos, aportando su energía, iniciativas y visión renovada de la vida”.

Finalmente, sobre la Secretaría de los Trabajadores Jubilados servirá para “restituirles los mismos derechos y deberes que tienen los trabajadores activos afiliados a APTA.”

“Un trabajador jubilado, con las expectativas de vida saludable actuales que van mucho más allá de los 65 años, como lo prueban muchos líderes políticos y empresariales nacionales y mundiales, debe tener la posibilidad de participar plenamente en la actividad sindical de APTA, aportando su experiencia de vida y lucha gremial. Nunca habrá mejor equipo para ganar, que el formado por la experiencia de los mayores y la esperanza de los jóvenes”, concluyó Cirielli.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario