Edición Impresa

Ciudad de Córdoba: largó la otra gran pelea del 12-M

En la previa a las elecciones provinciales del 12 de mayo, el gobernador peronista Juan Schiaretti brindó ayer un fuerte respaldo a la candidatura (no oficializada aún) del diputado nacional Martín Llaryora para intentar destronar al radicalismo en la capital cordobesa.

“Fijense si habrá sido bueno Martín como intendente (de San Francisco), que cuando le preguntan a los habitantes de la ciudad de Córdoba quién quieren que sea el próximo intendente, quien va arriba en las encuestas es Martín Llaryora”, enfatizó el mandatario en el marco de un desembarco en esa ciudad, junto al vicegobernador en uso de licencia y al actual jefe comunal, Ignacio García Aresca.

Como en el caso de Llaryora, tampoco el propio Schiaretti formalizó aún el lanzamiento de su candidatura por la reelección por el flamante Hacemos por Córdoba. Es sólo cuestión de tiempo: el próximo sábado a la medianoche expira el plazo para la presentación de listas de candidatos.

Tras el estruendoso estallido y desaparición de Cambiemos en Córdoba por el desacuerdo entre los radicales Ramón Mestre y Mario Negri en la disputa intestina por la gobernación, Llaryora encuentra un camino un poco más allanado para disputar la sucesión de Mestre, que jugará por el máximo cargo provincial con la histórica Lista 3.

El diputado nacional peronista deberá medirse con una oferta fragmentada del ex Cambiemos, con las postulaciones del radical Rodrigo de Loredo (alineado con Mestre) y del líder del Frente Cívico, Luis Juez (candidato del frente de Negri).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora