Edición Impresa

Clases: provincias buscan erosionar paros con quitas

Mandatarios apelan, además, a arengas en favor del plus por presentismo y a conciliaciones obligatorias. Ya hay adelantos a cuenta por decreto.

En reacción frente a un inicio del ciclo lectivo mañana que vuelve a recibir el impacto de los paros docentes, los gobernadores despliegan ya un paquete de medidas para frenar o erosionar la convocatoria a las medidas de fuerza, que incluyen quitas salariales por los días no trabajados, arengas en torno del plus por presentismo y el dictado de conciliaciones obligatorias.

De la mano de la huelga nacional de 48 horas lanzada por CTERA en reclamo de una paritaria federal (y la adhesión al Paro Internacional de Mujeres del viernes 8), las protestas golpearán el retorno a clases incluso en distritos que ya han cerrado un acuerdo salarial con los maestros. Un mapa que, a un día del regreso a las escuelas, muestra que sólo una decena de Ejecutivos arribó a un acuerdo con los docentes.

En materia de quitas salariales frente a este escenario, dos casos testigo son los de la Provincia de Buenos Aires y CABA, donde María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta aplicarán fuertes descuentos por las jornadas no trabajadas. En el caso porteño, serán de 1.200 pesos diarios, en promedio.

En tierra bonaerense, Vidal no logró cerrar aún un acuerdo con los maestros, y hasta ayer no había fecha para una nueva convocatoria. En CABA, Rodríguez Larreta selló un entendimiento con 14 de los 16 gremios, y UTE-Ctera y Ademys activarán medidas de fuerza.

“Nosotros le decimos a los gremios que sigamos discutiendo y dialogando sobre salarios, aprendizaje y deserción escolar, pero no le quitemos oportunidades a los chicos, de prepararse y de educarse al ir a la escuela”, advirtió el titular de la Dirección General de Escuelas bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny, tras confirmar las quitas. Y remarcó que “el premio por presentismo y el control de licencias ayudan a que los chicos tengan el mismo docente todo el año”.

En tanto, frente a la falta de acuerdo, algunos Ejecutivos -como el de Entre Ríos- ya apelaron al pago de subas a cuenta de paritarias. Una estrategia que aplicó en 2018 Vidal, en medio de la falta de entendimiento con los sindicatos y la catarata de huelgas.

“Más allá de la demora en ponernos de acuerdo, al aumento lo vamos a dar en marzo, porque reconocemos que hay un deterioro en el salario y respetamos mucho el trabajo de nuestros docentes”, argumentó días atrás el mandatario entrerriano, el justicialista Gustavo Bordet.

Hasta el momento, sólo una decena de distritos logró cerrar acuerdos salariales con los maestros. El duro golpe de la inflación récord del 47,6% de 2018 complicó las negociaciones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario