Política

Claves de la política

En Capital, guerra por los votos de Lousteau y un Mauricio Macri que se aferra a las adhesiones de Horacio Rodríguez Larreta. El kirchnerismo sigue en campaña dividida con gran expectativa por cierre en Rosario. Sobre resultados, la aritmética al rojo vivo. Veamos:

LA ENCUESTA MÁS ESPERADA

Nadie arriesga resultados, ni oficialistas ni opositores, pero se busca que las PASO actúen como la gran encuesta que marcará el punto de partida para las generales del octubre que tanto el Gobierno como sus rivales creen que esa instancia debería ser la definitiva. Sin olvidarse que además será una eliminatoria, en una elección que si se confirma profundamente polarizada, los partidos descartados por no llegar el 1,5% cobrarán significado para volcar su votos en octubre.

MAURICIO Y ALBERTO TRAS LOS VOTOS “PROGRE”

Aunque deslucida, por la preponderancia de la discusión nacional, la campaña en la Ciudad de Buenos Aires esconde un atractivo extra para los candidatos a presidente, de acuerdo con la aritmética que manejan. Para Mauricio Macri es “su” distrito, donde registra las mejores marcas (la provincia de Córdoba en 2015 fue una sorpresa) y viene desde el verano participando de cortes de cintas y actos diversos con su sucesor, que busca la reelección, pero las dificultades también se muestran en la Capital. Según los cálculos que manejan en Juntos por el Cambio, la candidatura de Macri les resta puntos a las chances de Larreta, quien a su vez no puede olvidar el fantasma del balotaje del turno anterior cuando Martín Lousteau casi, por un punto, le arrebata el sillón. Por eso Larreta no se despega de Lousteau, buscando captar algo de los 400 mil votos que cosechó el economista. hace cuatro años, cantidad que duplicó para la segunda vuelta. Es que esa porción del electorado es la más atractiva, es la de la avenida Rivadavia, la de los barrios de clase media donde Macri alberga amores y odios. El kirchnerista Frente de Todos va por lo mismo, aunque se topa con una vecindad que poco aprecia al peronismo y no se cansa de castigarlo en las urnas. Por ese ADN es que apuestan a que un invitado como Matías Lammens de candidato a jefe porteño pueda romper la marca y se esforzarán en la búsqueda “del voto progre” que dejó también Lousteau.

MACRI EN FERRO CON LARRETA, QUE RECORRE BARRIOS

Mauricio Macri participará el martes en un acto en el Club Ferrocarril Oeste de la Ciudad de Buenos Aires, a modo de cierre de la campaña en Capital, aunque el jefe porteño terminará con una caminata por el barrio de Belgrano, tierra amiga para el PRO. El oficialismo busca que esos puntos que Macri le baja a Larreta de su intención de voto se terminen fundiendo. Hay en Juntos por el Cambio gran expectativa por las PASO ante el desconcierto que le provocan algunos números, como que el jefe de Gobierno roza el 45% de intención de voto, pero su imagen positiva es del 65%. Quiere arañar esa diferencia con el sueño de vencer en primera ronda. Ayer Larreta estuvo en el barrio de Liniers, con Lousteau, claro, y con el primer candidato a legislador porteño, Diego García Vilas, y asegura que ya recorrió uno a uno todos los barrios de la Ciudad de Buenos Aires.

LAMMENS DEJÓ EL FACEBOOK PARA CAMPAÑA EN VIVO

Se subió al escenario ayer el presidente de San Lorenzo, Lammens, candidato a jefe porteño, quien se había lanzado a la carrera vía Facebook y luego se mostró por el mismo canal con el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández. Ayer en el Club Villa Mitre, del barrio de Floresta, precisamente con representantes de clubes de barrio que se quejan porque ya no pueden pagar los gastos de mantenimiento de las instituciones, Lammes, la candidata a vice Gisella Marziotta y, entre otros, la candidata a legisladora Claudia Neira, los candidatos a diputados nacionales Pino Solanas, Paula Penacca y Victoria Donda. Lammens ya consolidó el voto propio, es decir, según los cálculos del Frente de Todos, retiene los 23 a 24 puntos que suele reportar el peronismo en el distrito, pero la curiosidad, al menos de esos calculadores, es que Alberto supera esa marca y alienta la posibilidad de que arañen 30%, lo que sería toda una hazaña, creen, tanto para el postulante a la presidencia como para el candidato a jefe de Gobierno, Lammens. En ese camino, buscarán una campaña algo más pujante contra Larreta, con la idea de promover consignas como que “Larreta es el coautor de la crisis económica que provocó Macri”, o frases por el estilo. Como sea, esa lista terminará martes o jueves con una actividad barrial, su campaña, ya que el miércoles, en la ciudad santafesina de Rosario será el cierre nacional del Frente de Todos.

PRONÓSTICOS EN TODAS PARTES

Entre los que salen a alentar a sus candidatos, sorprendió ayer Diego Bossio asegurando que “el peronismo va a tener un triunfo contundente de la mano de Alberto, porque es el único que ofrece futuro”. Se entusiasmó el dirigente y aseguró que “ningún bolsillo argentino resiste cuatro años más de Macri”, dijo, y que “después de cuatro años muy duros, la gran mayoría de los argentinos quiere otro Gobierno”.

Del oficialismo, el mismo espíritu le imprimió ayer Miguel Ángel Pichetto, pero para el oficialismo, por supuesto. Dijo que “hay que avanzar en esta senda porque es la que va a hacer crecer a la Argentina” y que “estamos en un momento crucial de la vida argentina, que va a resolver los próximos 30 años”.

EN EL CONURBANO, OTRA BATALLA

La pelea en el conurbano es una puja mayor, se sabe, como también las dificultades de Macri para mantener las chances de María Eugenia Vidal sin perjudicarla. Es un territorio peleado en el que se concentrará la gobernadora, pero también sus rivales. La precandidata a vicegobernadora del Frente de Todos, Verónica Magario, recorrerá hoy, por ejemplo, barrios como Lanús y Quilmes, municipios gobernados por Juntos por el Cambio. Es decir, tierra hostil. Magario estará en Lanús donde visitará el centro de jubilados “Entre Vías” y en Quilmes realizará un encuentro con vecinos y representantes de clubes de barrio en el Polideportivo Solano.

Lanús lo conduce el intendente Néstor Grindetti y Quilmes, Martiniano Molina, dos intendentes de Juntos por el Cambio.

Vidal redoblará la apuesta el fin de semana, cuando está previsto que Juntos por el Cambio haga un “barrido” en cuarenta municipios de la provincia con instalación de mesas para la ocasión y desfile de militantes que buscarán convencer en el último fin de semana posible.

LA PELEA POR EL TERCER PUESTO, EN LA RURAL

Roberto Lavagna pelea por ascender del tercer puesto que le vaticinan los sondeos. Ayer el precandidato de Consenso Federal pidió no esperar que una cosecha o el petróleo “van a cambiar las cosas”. Recorrió la Exposición Rural de Palermo junto al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz. “Son sectores que pueden aportar mucho, que tienen ventajas naturales y hay que aprovecharlas, pero no hay que jugar a que una cosecha o un envío de petróleo van a cambiar las cosas en el país”, dijo Lavagna.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora