Política

Claves de la política

La campaña sin tregua detrás de la escena de los parches en la economía. Mientras Mauricio Macri se esfuerza en encontrar "la estabilidad económica" que dice perdió con las PASO, recobra trascendencia otra batalla crucial para la política, la porteña, donde una cumbia parece ganarle a los WhatsApp de Marquitos Peña.

DOS FOTOS

Quedará la duda en el PRO de si no era mejor que en Capital y provincia de Buenos Aires las elecciones fueran desdobladas como en casi todo el país. Le hubiera dado quizá más libertad a Horacio Rodríguez Larreta, que ya se prepara como el heredero, después de quedar con suficientes votos para ganar en primera vuelta, si repite los guarismos en octubre y al frente quizá del único reducto del macrismo en la geografía de provincias. En ese camino la campaña tendrá varias claves. Una es que las apariciones de Macri serán limitadas. Para las PASO, en el inventario del PRO, el Presidente sólo estuvo en dos oportunidades en la campaña: una en el estadio del Club Ferro Carril Oeste y otras en un “living” con vecinos de Belgrano. No cuentan la cantidad de fotos con María Eugenia Vidal y Larreta en cortes de cintas, inclusive en pretemporada electoral. Explican en el PRO porteño que “eso era gestión”, no campaña, en una suerte de confusión conceptual tal vez. Casi un argumento para definir que, por el momento, no están previstas más que dos fotos de campaña del Presidente con Larreta -de acá al 27 de octubre en el distrito donde mejor le fue en el país y sólo dos puntos por debajo de su exjefe de Gabinete.

PRESIDENCIAL

En esa lógica entonces no sorprende que, ayer, Macri visitara en su primera salida tras la derrota en las PASO la provincia de Córdoba, el otro distrito donde ganó Juntos por el Cambio el 11 de agosto por 18 puntos de diferencia con el rival del Frente de Todos. El Presidente participó de la inauguración del centro educativo Nido (Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades), en una zona humilde de la provincia y sin que lo acompañara Juan Schiaretti.

HERENCIA

Entonces recobra trascendencia la elección de la Ciudad de Buenos Aires, con un ejercicio matemático además que cuesta entender. Si Macri y Vidal pierden en octubre como en las PASO, la Capital será la única geografía que quede gobernada por el macrismo y oficiaría de “contenedor” del macrismo en un eventual éxodo. Pero la ecuación que cuesta entender es por qué si se da como un hecho que no se revertirá el resultado de las PASO a nivel nacional, se pone en duda el de la elección porteña. Quizá porque en Capital hay que obtener más de 50% para ganar en primera. Así Larreta busca ahora el voto peronista en el sur de la Ciudad donde perdió y ganó el kirchnerismo. Se prepara, de todos modos, para ser el futuro jefe del PRO si queda como el único gobernante del macrismo y hasta mira un equipo para eso, donde Emilio Monzó sería un hombre clave para el rearmado de un oposición, llegado el caso. Por ahora hay otro hombre clave en la campaña de Larreta. Es que se le delegó a Diego Santilli revertir, si pueden lograrlo, los resultados de los barrios sureños, como Villa Lugano, La Boca o Barracas, entre otros, zona que siempre hegemonizó el peronismo y donde la administración PRO volcó fortunas en obras, pero no consiguió que fuera suficiente.

CUMBIA

A esa campaña más que planificada le salió un escollo. Es que se viralizó la movida de un grupo callejero que invita a entonar y bailar una cumbia más que pegadiza. Se llaman “Si vos querés” y ya son conocidos desde que el viernes de la semana pasada hicieron la puesta en la avenida Corrientes con el cántico “Macri ya fue, Vidal ya fue, si vos querés, Larreta también”. Se organizan por las redes sociales y también promovieron un “proyectazo” por el barrio de La Paternal, precisamente proyectando leyendas sobre muros de edificios, todo bien antimacrista. Dicen que no están pagos, que son activistas e integrantes de organizaciones, pero para el PRO “son artistas y unos kirchneristas que hacen las filmaciones y las difunden”. Algo de eso parece haber. Por cierto dentro del Frente de Todos, algunos confían que “son amigos de Matías Lammens”, el candidato a jefe porteño de la lista de Alberto Fernández, que el kirchnerismo integró como un extrapartidario no K y con quien busca sumar votos del progresismo porteño. Dicen también que esos conocidos de Lammens tendrían relación con la revista Cítrica, un remedo del fracasado diario Crítica. Como sea, la cumbia tuvo en breve debut más circulación que los WhatsApp “de las mamis” de Marcos Peña, quien alentaba a la tropa de Juntos por el Cambio a conseguir por esos listados de padres/madres de escolares el “voto por voto” para las PASO de agosto pasado. #SIVOSQUERES. “Antes de las PASO nos juntamos activistas y artistas de distintos colectivos y organizaciones para emprender la aventura común de construir acontecimientos para poder dialogar con los no convencidos, con aquellas personas que aún no decidieron su voto”, explicaron a este diario desde el grupo cumbiero. No desmienten, claro, ni admiten que aunque no promuevan a ningún candidato el beneficiado es Lammens. Curioso, que el peronismo porteño celebra que en años ha realizado su mejor elección en las PASO, esta vez con un no kirchnerista, un invitado como es el presidente de San Lorenzo. De ese modo a partir de #sivosquerés, el grupo anónimo dice que la propuesta es de “una comunidad afectiva, un espacio de conversación”. Mientras, Lammens busca el voto de clase media entristecida y pequeños empresarios en dificultades. Así, estuvo con asociaciones vecinales del barrio de Belgrano (una zona fuerte del PRO) y realizó una recorrida por Villa del Parque, para visitar a “comerciantes afectados por la crisis económica”.

PAG12.jpg
<p>Mat&iacute;as Lammens.</p>

Matías Lammens.

GABINETE 1

Se habla, aunque parece prematuro y hasta poco atinado en medio de los avatares de la economía, de los gabinetes posibles. Uno es el de Larreta si logra la reelección para permanecer al frente de la Ciudad de Buenos Aires por cuatro años más. Los recambios ya no serían los que venía planificando el jefe de Gobierno antes de las PASO. Como se decía, la Ciudad actuaría de contenedora del éxodo del PRO, especialmente por el flujo de la provincia de Buenos Aires que estarían haciendo pensar a Larreta en una ampliación de su futuro gabinete si gana en octubre o en un balotaje. Esa última opción genera tensión en el Gobierno porteño con la experiencia Martín Lousteau que casi le arrebata la elección en 2015. De ahí la intensificación de caminatas y reuniones con vecinos con las que quiere Larreta consolidar sus adhesiones y obtener (igual que Lammens) también el voto de los no convencidos o votantes en blanco.

pag12-Alberto-NA.jpg

GABINETE 2

En cambio del otro gabinete del que se habla es del que tendría, si gana, claro, Alberto Fernández. Hay muchos que ven que algunos exministros podrían volver a sus sillones. Sin embargo, esa no sería la idea del kirchnerista. Todo lo contrario. Aseguran los más cercanos de su entorno que “ninguno de la vieja camada”. No se entiende bien esa premisa que dejaría afuera a conocidos exfuncionarios para dar paso a jóvenes prometedores, inclusive para la cartera de Hacienda. La mayor coincidencia de muchos es en cambio quién ocupará en el gabinete de Alberto Fernández el lugar de Alberto Fernández durante el Gobierno de Néstor Kirchner. Claro, Santiago Cafiero, el joven nieto de Antonio Cafiero, hijo de Juan Pablo (exministro de la extinta Alianza) y líder del Grupo Callao, el lote de políticos y economistas que viene animando la postulación del exjefe de gabinete K. Si Alberto F. asumiera la presidencia y mantendría la idea de caras nuevas, ¿quedarían afuera fieles como Daniel Filmus? Una incógnita que por ahora es demasiado anticipada, más con una campaña electoral que, en lo legal y formal, comienza mañana.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario