Política

Claves de la política

Sin demoras, como anticipó este diario, Alberto Fernández refuerza la campaña en el distrito clave para el futuro de la política criolla, la Capital Federal, donde Horacio Rodríguez Larreta acumula adhesiones, pero el Gobierno porteño no está tranquilo. Sigue danza de nombres para gabinete.

ZONA FRANCA

Extrañas teorías circulan en los campamentos de campaña, como el destino que debiera tener la Ciudad de Buenos Aires si Mauricio Macri y María Eugenia Vidal confirman sus derrotas en el cuarto oscuro del próximo 27 de octubre. Son ideas no plasmadas en la práctica, claro, más un consuelo que otra cosa, que tienen sustento en el humor del Gobierno porteño. Para algunos, inclusive dentro de las tribus del Frente de Todos, no sería tan malo si el distrito quedara refugio del macrismo, como un cerco de contención para la oposición frente a una eventual presidencia nacional de Alberto Fernández y una derrota de su candidato a jefe porteño, Matías Lammens. Algo así dijeron ayer, curiosamente, desde las filas de José Luis Espert, el nuevo aliado de Horacio Rodríguez Larreta: “No es bueno que haya una hegemonía en todo el país. Es necesario un contrapeso”. Sería entonces la Ciudad una suerte de zona franca para la oposición al peronismo si se impone en las presidenciales y Larreta en las locales para seguir comandando una geografía clave.

INQUIETUDES

El humor, se dice, en el Gobierno porteño no es el mejor. Si bien los sondeos ratifican que Larreta está cerca de ganar en primera vuelta, no habría clima de victoria, sino inquietud. Tal vez sea una postura estratégica para no dar por ganado lo que aún se debe pelear y mantener a la militancia activa para ganar también la mayor cantidad de cargos electivos posibles y en ese camino hasta Marcos Peña estuvo esta semana en el gabinete de la Ciudad insistiendo con la importancia de la fiscalización. El temor a un balotaje tenso no afloja en las tribus del Juntos por el Cambio que pelean porque Larreta gane en primera vuelta y evitar así esa instancia. Un espejo de la puja nacional.

ÉXODOS

Mientras tanto, el propio jefe de Gobierno porteño ya les dijo a los suyos que “acá no hay lugar para todos” y que el gabinete que tiene actualmente (aunque deberá hacer cambios por movimientos que se producirán en las elecciones) funciona muy bien como está. Lo alertó ante la posibilidad de la derrota de Vidal en la provincia de Buenos Aires y de Macri en la presidencia, lo cual generaría un éxodo abultado hacia el distrito que terminaría, además, coronando a Larreta como jefe del PRO, dando paso al nuevo “larretismo”, además. De todos modos, pensando en la reelección, ya se están planificando algunos corrimientos.

EL VOTO PERONISTA

Como ya se difundió, en la zona del sur porteño es donde Larreta hizo su peor elección. Perdió esas comunas donde se concentra el voto peronista pero donde hasta ahora y durante los ocho años de gestión de Macri venía ganando. Es que ese territorio que abarca barrios como Mataderos y Villa Lugano solía hegemonizarlo Cristian Ritondo, en sus tiempos de legislador porteño, antes de mudarse a la provincia de Buenos Aires, donde es ministro de Seguridad y ahora candidato a diputado nacional. Por esa certeza, Larreta reclamó por reforzar esa geografía, donde ya desembarcó Diego Santilli, pero también, entre otros, a dos hombre afines a Ritondo como Roberto Quattromano y Daniel del Sol. Intensifica en esas comunas, la 8, la 4 y también la 9.

ALBERTO FERNÁNDEZ.jpg
<p>Alberto Fern&aacute;ndez.</p>

Alberto Fernández.

REFUERZO KIRCHNERISTA

Alberto F., tal como anticipó este diario, tendrá mayor presencia en la Ciudad de Buenos Aires que la poca o casi nada que se vio en la temporada de campaña hacia las PASO. Comenzará el próximo martes 17 en la Facultad de Ciencias Exactas, donde ya estuvo en la anterior movida, pero no con su candidato a la jefatura de la Ciudad de Buenos Aires, el presidente de San Lorenzo, Matías Lammens. Se anima ese postulante con el éxito, que ya relató este diario, del flashmob “#SiVosQuerés”, que a la vez mortifica al macrismo suele exprimir técnicas de campaña y de redes que en este caso se ven superadas por esas pegadizas intervenciones callejeras.

El desembarco que hará Alberto F. presentando uno de sus proyectos favoritos como es la creación de una Agencia de Ciencia y Técnica tendrá igualmente un doble propósito. No sólo busca aumentar las chances del postulante a la jefatura porteña, sino también identificarlo como propio, ya que es un invitado a la política que está atravesando, inclusive, una convivencia con el kirchnerismo que tal vez no se imaginaba.

A lo Axel Kiciloff pero a pie, este candidato que se propone llegar al balotaje viene recorriendo los barrios porteños, como ayer, por caso, paseó por Villa Devoto apuntando al conseguir más votos de la clase media desilusionada.

MANOS DE TIJERA

Por su lado, Horacio Rodríguez Larreta cree que con los puntos de José Luis Espert supera el 50% que necesita para ganar en primera vuelta y consagrarse en el cargo por cuatro años más. Sin embargo, ese candidato a presidente sólo le cede el apoyo, pero no baja su lista ni tampoco la de legisladores, con los cual deberá apostar a un corte virtuoso de boleta para obtener los tres puntos que Espert obtuvo en las PASO si repite el guarismo o lo que obtenga en octubre. El que se niega a esa solidaridad electoral, en cambio, es Juan José Gómez Centurión, un desairado del macrismo que compite por la presidencia. Ayer mismo dijo que si votara en la Ciudad de Buenos Aires, “votaría en blanco”. Lo hizo con un comunicado, crítico a la decisión de Espert de alentar la reelección del jefe de Gobierno y hasta mostró sopechas sosteniendo que “hay opiniones previas negativas por parte de Espert hacia Larreta. No entiendo por qué sale ahora este apoyo tan manifiesto y explícito” y que “es dudoso que uno pueda apoyar a un candidato que no acompaña”.

GABINETE NACIONAL

En una campaña que parece inusualmente extensa se alargan también las especulaciones sobre temas que podrían hasta parecer menores, como el armado del gabinete de Alberto F. si se corona presidente. Ahora habrían subido las chances de Eduardo “Wado” de Pedro para ser el Alberto Fernández de Alberto Fernández, es decir, el eventual jefe de Gabinete nacional. Un gesto, del candidato a presidente, avaló la posibilidad, cuando esta semana, en el reinicio de su campaña en el país, el candidato a presidente llevó a De Pedro a su visita a la provincia de Tucumán. De esa manera, uno de los favoritos, Santiago Cafiero, sería el secretario general de la Presidencia en la ronda de nombres que circularon en las últimas horas, como que también el exinterventor de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), Marcelo Saín, podría recalar en el Ministerio de Seguridad.

2.jpg
FONDOS. Horacio Rodríguez Larreta, en Washington, mantuvo un encuentro con Luis Alberto Moreno, presidente del BID, quien le anticipó una posible línea de apoyo a la puesta en valor del Casco Histórico de la Ciudad.
FONDOS. Horacio Rodríguez Larreta, en Washington, mantuvo un encuentro con Luis Alberto Moreno, presidente del BID, quien le anticipó una posible línea de apoyo a la puesta en valor del Casco Histórico de la Ciudad.

GIRA CLIMÁTICA

Más en tono de gestión que en modo de campaña, Larreta estuvo ayer en Washington, en un viaje protocolar poco promocionado donde firmó un convenio “para atraer estudiantes a Buenos Aires”. Presentó frente a expertos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en “una visión de la transformación urbana de la Ciudad de Buenos Aires y también se refirió al desarrollo productivo, con el avance del Parque de la Innovación y de los distritos económicos”, según comunicó la administración porteña. Además mantuvo una reunión con Luis Alberto Moreno, presidente del BID, “quien le anticipó una posible línea de apoyo a la puesta en valor del Casco Histórico de la Ciudad, y un posible apoyo para el acceso a tecnología de punta y equipamiento en hospitales públicos de la Ciudad”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario