Política

Clima en la Rosada: alegría por el blooper de la Corte, reto a Cornejo y respaldo a Carrió

La vuelta atrás de la Corte Suprema redundó en un beneficio al Gobierno. Tensa reunión con Cornejo y rediseño de la campaña.

Un clima de alegría es el que se percibía este jueves en la Casa Rosada. La vuelta atrás de la Corte Suprema redundó en un beneficio al Gobierno. “La gente con un solo gesto volvió a ver que podría pasar si nosotros perdemos”, comentaban en el entorno presidencial y en broma decían “A que Duran Barba contrató a la Corte para que nos ayude”.

Es que, la acción del alto tribunal fue interpretado por vastos sectores de la sociedad como un “pacto de impunidad”, comentaban en la en la Rosada. Es más, “nos reprochaban que no hubiéramos influido, que no teníamos contactos” actitud que, a juicio del Gobierno, reafirmó ante los argentinos que el Poder Judicial es realmente independiente.

El rechazo de la sociedad a la decisión de la Corte Suprema en el entorno presidencial fue leído como un hartazgo a “que existan hijos y entenados”. Esta actitud entusiasmó a dirigentes de Cambiemos en el sentido de rescatar que, a pesar de que la economía no ayuda, la gente sí valora los valores que intenta defender el gobierno.

Además, si bien saben que la economía no será un factor que ayudará al momento de votar sin embargo, estiman que las señales indican que no hay mayores riesgos de una crisis: que la actividad económica ya tocó piso, la inflación comenzará a descender y hoy el Banco Central cuenta con herramientas para aventar una corrida cambiaria, se entusiasman.

En este orden, vuelve al centro de la discusión el lograr el acuerdo de los 10 puntos, con opositores, dirigentes empresarios, sindicales, entre otros. Al respecto este jueves se vieron con Frigerio referentes del gremio de la educación y la intención es continuar logrando consensos.

Cabe recordar que este miércoles el clima en la Casa Rosada tuvo varios estados de ánimo. Comenzó con largas caras de preocupación por la decisión de la Corte para promediando la tarde trocar a tranquilidad al ver la reacción de la gente que consideró que la decisión del alto tribunal avalaba la impunidad.

Y terminó el día haciendo sentir el enojo y disgusto al gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo por sus dichos ante empresarios en referencia a la necesidad de que Cambiemos incorpore Sergio Massa, Roberto Lavagna entre otros. “Fue más allá al directamente indicar que Macri no es un buen candidato”, se quejaban en el entorno presidencial.

La reunión que se llevó a cabo anoche con el gobernador mendocino, la gobernadora María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Rogelio Frigerio y el jefe de Gabinete, Marcos Peña “fue bastante tensa” pero al final del encuentro Cornejo, dicen, comprendió la estrategia electoral del Gobierno.

Es más aventuran que durante la Convención Radical que se llevará a cabo el 27 de mayo “no habrá ruptura” y a lo sumo puede haber “un pedido de algún radical que pida participar en la interna” aunque esto último no lo dan como un hecho.

Además, en el entorno presidencial creen que los radicales “no tienen tanto derecho a reclamar” ya que les cuestionan el haber hecho una mala performance en Córdoba solo por un tema de “egos”.

Con quien en este momento reina la paz es con la diputada Lilita Carrio, quien a pesar de sus fuertes dichos, sienten que es una gladiadora defendiendo a Macri.

Campaña

“Ahora estamos todos concentrados en la campaña” responden y, es común ver en los pasillos de la Rosada jóvenes que buscan con cara de perdidos las oficinas donde se llevan a cabo las reuniones.

¿Cuál será el eje de la campaña?, preguntó ámbito.com “hablar con la verdad” y pasan a explicar.

Una de las acciones que se están llevando a cabo es generar encuentros con diversos sectores de la sociedad. Estas reuniones con grupos que no excedan las 30 personas tienen el propósito de escuchar los problemas, reclamos o disgustos de los convocados.

Se arman grupos que van de sectores muy humildes a empresarios encumbrados. “Todos se quejan, cada uno con sus demandas específicas, pero todos se quejan”, reconocen.

¿Cómo responden a los reclamos?:”Dándoles la razón, cómo negar que la tasa de interés está alta, que no se vende, que cuesta llegar a fin de mes…”, cuentan quienes van por el gobierno a poner la cara.

Sin embargo, las reuniones no son un glosario de quejas y palmadas en la espalda. Los militantes de Cambiemos si bien no niegan la realidad les recuerdan que “el país estaba quebrado” (hablan de la herencia); “que íbamos camino a Venezuela” “que fue más complicado de lo esperado”, entre otros argumentos. En todo momento, dejan en claro que la alternativa a Macri es Cristina o como suelen decir “volver al pasado”.

Otros grupos más informados cuestionan también acciones específicas del Gobierno, como el “rol de Marcos Peña”. Aquí la respuesta pasa por enumerar los éxitos del jefe de gabinete en su estrategia electoral.

Otro reclamo es “porque no abren más el Gobierno” y ahí se recuerda que en su momento sugerían que Macri se uniera a Sergio Massa o a Martín Lousteau (al que algunos aún no le perdonan el desplante que le hizo al gobierno al renunciar a la embajada de los Estados Unidos) o Lavagna “esto nos desperfila” explican, “dejamos de ser una alternativa”.

Según comentan, con satisfacción, en general luego de hacer la catarsis correspondiente por el enojo o la decepción los interlocutores pasan a ofrecer su ayuda para garantizar que Macri pueda ser reelecto. El pedido oficial es bastante simple ya que apelan al boca a boca: “hablen con amigos, vecinos, compañeros de trabajo, convénzanlos”.

Esta estrategia electoral de escuchar a los “decepcionados” a los que están “frustrados” o con “bronca” se le suma la campaña en redes sociales y diversos medios de “Defensores del cambio" donde también se muestran las obras llevadas a cabo.

Asimismo, en el gobierno están convencidos de que, aún con los errores, este gobierno es “realmente diferente a todos los que gobernaron en el pasado”.

No temen perder ante Cristina de Kirchner y no creen que el “enojo de los decepcionados” pueda inclinar el voto a favor de una tercera alternativa.

Es más, ni siquiera postulación de Roberto Lavagna lo ven como una amenaza y recuerdan que “él estuvo con el gobierno de los Kirchner”.

La única eventual amenaza a la reelección de Macri sería si CFK no compitiese, aunque esto ni siquiera lo ven como una hipótesis con ciertos visos de ser factible.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario