Deportes

Club del ascenso brasileño contrató a un arquero condenado por asesinar a su novia

El Poços de Caldas FC anunció la llegada de Bruno Fernandes. El ex-Flamengo, que goza de salidas transitorias, fue encontrado culpable por el homicidio de la modelo Eliza Samudio.

El Poços de Caldas FC, club brasileño de la tercera división, contratará al arquero Bruno Fernandes, condenado en 2013 por ordenar el homicidio de su amante, Eliza Samudio. La noticia fue confirmada por el presidente de la institución de Mina Gerais, Paulo César da Silva a Globoesporte.

Según aseguró el dirigente, el exarquero de Flamengo firmará contrato y será presentado oficialmente la próxima semana. Fernandes tiene permitidas salidas transitorias de la cárcel y espera que le den un permiso de trabajo para poder jugar en el Poços de Caldas.

Bruno fue detenido de forma preventiva en 2010 y condenado tres años después por el homicidio de Eliza Samudio, una joven modelo con quien tuvo un hijo que él se negaba a reconocer. El arquero también fue sentenciado por el secuestro del bebé, tras el asesinato de la madre.

El caso estremeció a Brasil. En 2010, Samudio, de 25 años, fue asesinada y su cuerpo, desmembrado, fue arrojado a los perros por los autores materiales del crimen. El cadáver nunca fue hallado. El excapitán de Flamengo fue declarado culpable y sentenciado a 20 años y nueve meses de prisión.

En 2017, el arquero fue liberado por decisión judicial provisional debido a demoras en su proceso, y un club local lo invitó para disputar el Campeonato Mineiro. Pero dos meses después volvió a la cárcel cuando la medida judicial fue revocada.

En julio de este año, Bruno, de 34 años, entró al régimen semiabierto y se radicó con su actual esposa en Varginha, ciudad de Minas Gerais, a 480 kilómetros de la capital.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario