Economía

CNV avanza con mayores restricciones para el "rulo"

Ahora, realizar esta operación tardará 12 días. Tras comprar un bono en dólares, deberán pasar 48 hs. hasta la adjudicación del mismo en la cuenta. Y 5 días hábiles más para poder venderlos.

La Comisión Nacional de Valores (CNV) respaldó ayer al Banco Central y avanzó un poco más en su afán de desarmar el “rulo”, una operación financiera que causó furor entre los inversores minoristas en las últimas dos semanas. El organismo lanzó una medida complementaria, a partir de la cual determinó que al comprar un bono en dólares (especie D), deberán pasar 48 hs. hasta la adjudicación del mismo en la cuenta. Pero además, decidió que los tenedores de estos títulos deberán retenerlos durante al menos cinco días hábiles antes de venderlos.

De esta manera, la entidad que dirige Marcos Ayerra estiró de 5 a 12 días el plazo para poder concretar efectivamente el rulo (el BCRA ya había dispuesto un primer plazo de 5 días para efectuar la compra de bonos). Hasta el miércoles, esta operación consistía en un inversor que compraba dólares con los pesos que tenía en cartera. Luego, con esas divisas, adquiría bonos (los más habituales fueron los Bonar 2024), considerando su cotización en moneda dura. Realizada dicha operación, la persona podía vender estos títulos y recibir pesos a cambio, obteniendo una ganancia a partir de este mecanismo, que llegó a ubicarse entre un 5% y un 7% diario.

La idea de limitar estas operaciones surgió a partir de la incomodidad que comenzó a generar el aumento de la brecha entre el tipo de cambio oficial y el contado con liqui, sumado al fuerte crecimiento en la cantidad de operaciones registradas. Es por ello que el miércoles, el organismo que dirige Guido Sandleris resolvió que las personas humanas que salgan a comprar dólares (hasta u$s10.000 por mes), deben firmar una declaración jurada anticipando que esperarán al menos cinco días hábiles para adquirir títulos en dólares, demorando así la realización del susodicho. En este contexto, la CNV determinó, además, que los agentes de liquidación y compensación deberán chequear que cada uno de los tenedores de títulos hayan mantenido por 5 días hábiles los títulos en cartera para poder realizar la transacción de venta.

Las medidas anunciadas recientemente por el BCRA y la CNV apuntan a generar un sistema en el cual se corra un riesgo a partir del precio de la moneda y, con el anuncio de ayer, de los bonos. Joaquín Soriani, de ABECEB, destacó que, de esta manera, el rulo “deja de ser una mera operación de arbitraje para ser una inversión un tanto riesgosa por los nuevos plazos”. Lo que ocurre es que, en los últimos meses, el mercado argentino estuvo caracterizado por la elevada volatilidad, de modo que esta operación podría verse afectada tanto por una caída en el precio del dólar o de los bonos.

El mayor riesgo de estas operaciones genera que algunos de los inversores que estaban realizando el rulo, u otros que estaban analizando entrar, prefieran retirarse, al menos por un tiempo, lo que aumenta la brecha entre las cotizaciones ya mencionadas. En esta línea, Soriani comentó que “el spread pasó de los $3/$4 de estos últimos días a más de $8”, lo que podría llevar a que algunos inversores estén más dispuestos a correr el riesgo. Pero estimó que “la caída en las operaciones por las restricciones puede derrumbar el precio de los bonos”, de modo que las ganancias no estarían garantizadas. El inversor argentino suele tener en cuenta la letra chica para aprovechar los vacíos legales y realizar algún tipo de operación “extraordinaria”, aprovechando las brechas que generan las restricciones. Si bien estas medidas podrían generar una merma en las operaciones de “Rulo”, probablemente no impedirán que surja una nueva alternativa de arbitraje.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario