Edición Impresa

Código Penal: buscan que en debate no sea eje ley de aborto

El legislador correntino Pedro Braillard Poccard (PRO) dialogó con Ámbito Financiero acerca de la iniciativa del Gobierno. Destacó el trabajo "federal" realizado por la comisión redactora y advirtió que "puede haber cosas en las que puedo estar de acuerdo y cosas en las que no". Veamos.

Periodista: El Gobierno demoró el envío del proyecto y lanzó leyes individuales que ahora están dentro de la propuesta de Código Penal. Un ejemplo es la ley contra las barras bravas, que generó fuertes cruces y está trabada en Diputados. Ahora estamos en la antesala electoral y el debate se complica. ¿Por qué ocurrió eso?

Pedro Braillard Poccard: En realidad, el debate viene hace tiempo. Hubo una comisión que estuvo trabajando -encabezada por el camarista federal Mariano Borinsky- de manera federal, con consultas a gobernadores y legisladores con conocimiento del tema, a representantes de entidades académicas y de derecho penal. Es uno de los objetivos principales del plan Justicia 2020 que se trazó ni bien se inició la gestión del presidente -Mauricio- Macri, y se está dentro de los plazos. De todos modos, esto no implica que el debate tenga que agotarse este año.

P.: En el Senado pensaban iniciar la discusión el mes pasado y aún no hubo novedades. ¿Cree que este año se puede aprobar al menos en esa cámara?

P.B.P.: Creo que se puede, siempre y cuando haya voluntad. Si no, avanzaremos sustancialmente para tratarlo el año que viene. Y quiero aclarar algo: puede haber cosas en las que puedo estar de acuerdo y cosas que no, pero lo que estamos empezando es el debate de un proyecto.

P.: ¿Puede resultar complejo, después de tantas consultas y demoras, abrir ese paquete?

P.B.P.: Hay temas que van a generar debate, pero para eso está el Congreso.

P.: Al tope de esas potenciales trifulcas va a estar la interrupción voluntaria del embarazo…

P.B.P.: El debate tendrá que estar centrado sobre la reforma del Código más que sobre una ley específica. El primer criterio que busca este proyecto es incorporar, a un texto ordenado, muchas leyes especiales que hoy están por fuera del Código Penal. Por ejemplo, con el narcotráfico, o la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

P.: ¿Está de acuerdo con las penas que se actualizan o mecanismos de control que se incorporan en diversos delitos?

P.B.P.: Hay algo muy importante que propone el proyecto al ampliar mucho más el seguimiento judicial para determinados delitos. Es decir, mecanismos de control más allá de cumplida la condena para la protección de la víctima y para que la persona condenada no vuelva a reincidir, como en los casos violencia de género o delitos contra la integridad sexual.

P.: Pero las penas que se actualizan en algunos casos, ¿están bien?

P.B.P.: Hay algunas que se incrementan, como en la corrupción, e incluso se amplían figuras, como el soborno internacional. También para delitos viales, o delitos contra el medio ambiente, según la gravedad del daño que se produzca. Además, se trabaja sobre la violencia en el deporte con un capítulo especial, que va desde penar a organizaciones que generan violencia hasta la venta ilegal de entradas.

P.: Con la ley de barras y con la interrupción voluntaria del embarazo volvemos al inicio de la entrevista. ¿Cómo se hará para que esos capítulos no se conviertan en batallas por separado dentro de un combo de reforma del Código Penal?

P.B.P.: Con la ley de IVE se termina plasmando el fallo FAL de la Corte Suprema de Justicia y se incorpora una cuestión importante para el caso en el que haya condena, ya que queda librada la decisión del juez para atenuar la pena o incluso eximirla según la circunstancia.

P.: Ahí habrá un choque entre ambas cámaras. Diputados aprobó un articulado que el Senado no avaló para la ley de IVE, y esta cuestión va a estar dentro del Código. El nivel de virulencia dentro y fuera del Congreso fue elevado el año pasado…

P.B.P.: En un Código Penal, uno tiene delitos que no admiten dudas y hay otros que sí, que generan debate. Para las cuestiones de contrabando, delitos de tránsito, terrorismo y financiamiento habrá más acuerdo y para los otros, se discutirá más.

P.: Si este proyecto avanza y se sanciona el año próximo, también se tendrá que repensar la estructura financiera y logística para aplicar sin dilaciones lo que diga la ley…

P.B.P.: Suele ocurrir que, ante cada norma, detrás viene la necesidad de adecuar estructuras. Eso no es solamente en cuanto al derecho de fondo, sino en los códigos procesales. Por ejemplo, en mi provincia tenemos aún el sistema inquisitivo y si pasamos al acusatorio, demandaría toda una inversión de investigación muy importante. Muchas veces se pone en vigencia la norma y luego se van adecuando las estructuras.

P.: Como los juicios por jurados, que incluso está en la Constitución…

P.B.P.: Es un cambio muy importante que se está dando en algunas provincias. Sobre todo, considerando todo el tiempo que tuvimos los juzgamientos a cargo de magistrados. Va a llevar su tiempo, pero creo que va a funcionar y, en algún momento, la Nación podrá avanzar en ese aspecto.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario