Deportes

Colón venció a Atlético Mineiro y dio el primer paso hacia la final

El conjunto santafesino ganó 2-1 luego de empezar perdiendo con un blooper. El gol del triunfo lo hizo el "Pulga" Rodríguez, que se lo dedicó a su padre fallecido hace cinco días. La revancha será el próximo jueves en Brasil.

Colón superó a Atlético Mineiro por 2 a 1 en Santa Fe con un gol de Luis Rodríguez a menos de cinco minutos para el final de este encuentro correspondiente a la ida de las semifinales de la Copa Sudamericana, y ahora buscará el próximo jueves en Brasil el pase a una final internacional inédita en su historia.

Las obligaciones de esta noche eran todas de Colón, que salió en pos del triunfo desde el arranque mismo del encuentro ante un ordenado conjunto brasileño, que se plantó con dos líneas de cuatro bien definidas, un enganche como el ecuatoriano ex River Plate y Banfield, Juan Cazares, y un punta que fue el argentino Franco Di Santo.

A ese 4-4-1-1 el local le opuso un sistema relativamente similar, ya que el enganche-mediapunta "Pulguita" Rodríguez ofició muchas veces más como delantero por derecha que como un enganche conceptual.

El desarrollo entonces terminó siendo equilibrado en ese primer tiempo, ya que las buenas intenciones de los "sabaleros" siempre chocaron con el buen ordenamiento defensivo de los brasileños, por lo que el balón siempre anduvo lejos de los arcos de Leonardo Burián y Cleiton.

Pero cuando faltaban menos de 10 minutos para finalizar esa primera etapa la mala fortuna castigó con crudeza a los "rojinegros", ya que el experimentado volante paraguayo Marcelo Estigarribia pretendió rechazar por bajo un balón en el borde de su área grande sin advertir que a su lado se encontraba el colombiano Yimmi Chará, la figura del conjunto brasileño, y la pelota, tras rebotar en el pie izquierdo del mediocampista ofensivo visitante, ingresó en el arco local sorprendiendo a Burián, en un auténtico blooper.

Pero el entretiempo cambió todo para Colón, porque impulsados por una charla motivadora del director técnico Pablo Lavallén, muy cuestionado hace dos semanas y aplaudido ahora, después de avanzar en Copa Argentina, vencer a San Lorenzo y bajarlo de la punta de la Superliga, además de clasificarse a esta semifinal, los jugadores locales salieron dispuestos a doblegar a la adversidad y hacerla fortuna propia.

Y en ese embate se llevó puesto a los "mineiros" de entrada no más, logrando la paridad a través de otro colombiano, Wilson Morelo, el delantero de los goles importantes, a los siete minutos.

Ese acicate le sirvió a Colón para seguir presionando a su rival en pos de una victoria que a esa altura se tornaba imprescindible, ya que el gol como visitante de los brasileños podía pagarse caro en la revancha, donde los santafesinos iban a estar obligados a convertir para tener la chance de acceder a la final.

Claro que para eso los anfitriones iban a tener que sufrir, y mucho, porque recién faltando cuatro minutos iba a aparecer la gestión salvadora, como en otras noches triunfales del "sabalero", del ingresado Cristian Bernardi, quien lanzó un centro bajo al centro del área chica para que el "Pulguita" Rodríguez conectara a la red.

Y fue festejo enardecidos de los 35.000 hinchas del "Negro", dedicatoria del tucumano de Simoca a su padre, Pedro Rodríguez, fallecido el pasado fin de semana, y otro salto más hacia la idolatría rápida que se está ganando el ex Atlético Tucumán, que está empezando a ser tan querido como en su club anterior.

Así se consumó entonces una victoria de Colón que lo tiene en estado de gracia y lo invita a soñar con una final que constituiría un hecho inédito para esta institución que tanto creció en los últimos años hasta establecerse como uno de los clubes más importantes del interior del país.

Colón había participado por primera vez de una semifinal internacional en la ya desaparecida Copa Conmebol.

En 1997, cuando fue eliminado por Lanús, que después terminaría perdiendo la final justamente ante Atlético Mineiro.

Embed

La revancha tendrá lugar el próximo jueves 26, también a las 21.30, en el estadio Mineirao, de Belo Horizonte, donde quedará definida la final del certamen que por primera vez se disputará a un solo encuentro en el estadio La Nueva Olla, propiedad de Cerro Porteño, de Asunción del Paraguay, el 9 de noviembre.

La otra semifinal hoy tiene en ventaja a Independiente del Valle, de Ecuador, que anoche logró un valioso triunfo como visitante de otro brasileño, Corinthians, al que superó en San Pablo, por 2 a 0, en el cruce de ida.

La revancha de ese juego se disputará el miércoles que viene en el estadio Atahualpa, de Quito, situado a 2.850 metros sobre el nivel del mar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario