Edición Impresa

Comenzó el polémico juicio contra una menor palestina

Jerusalén - El juicio a Ahed Tamimi, la adolescente palestina que en diciembre le dio un cachetazo ante las cámaras a un soldado israelí, comenzó ayer a puerta cerrada en un tribunal militar en Cisjordania, en medio de la gran atención internacional que ha suscitado su caso por tratarse de una menor de edad.

Tamimi, quien cumplió hace poco 17 años en la cárcel donde lleva detenida más de dos meses, compareció sonriente ante la corte, situada en la cárcel de Ófer, en la localidad palestina de Beitunia, en la Cisjordania ocupada.

Su caso generó un gran interés a nivel mundial, tras hacerse viral el video en el que aparece junto a su madre Nariman y su prima Nour, de 21 años, golpeando a dos soldados israelíes en su casa de la localidad cisjordana de Nabi Saleh, en una jornada de protestas en las que un primo suyo de 15 años había recibido un disparo en la cara. Cuatro días más tarde, la joven fue detenida.

El juez ordenó la salida de los diplomáticos extranjeros y periodistas con el argumento de proteger la privacidad de la menor. "No creo que sea bueno para la menor que haya 100 personas en la sala", afirmó el magistrado, teniente coronel Menachem Lieberman. Una decisión que no es compartida por la familia. "Esto no está bien. Necesitamos a los medios porque no confiamos en este tribunal", declaró el padre de Tamimi, Bassem.

Además de la joven, comparecieron su madre, acusada de cinco cargos y con la que comparte prisión, y su prima, que está en libertad bajo fianza. Tras leer la Fiscalía los 12 cargos de la acusación, que incluyen ataques contra las fuerzas israelíes e incitación a la violencia, el juicio fue suspendido hasta el 11 marzo. En caso de ser declarada culpable, la adolescente podría enfrentar una pena de hasta 10 años de prisión, pese a ser menor de edad.

Agencia DPA

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario