Ambito Nacional

Comienza en provincias puja por continuidad de "gatillo"

El mandatario santafesino Miguel Lifschitz no garantizó actualización automática atada a inflación por la pérdida de recaudación. Córdoba ya había dado señales del fin de esa cláusula para septiembre.

El Gobierno de Santa Fe del socialista Miguel Lifschitz recibirá hoy a los gremios estatales. Una reunión acordada a inicios de año, cuando se cerraron las paritarias, para repasar la situación económica y la evolución de los salarios. Sin embargo, ese encuentro que podría haber sido de rutina tendrá ahora una expectativa extra: la continuidad de la cláusula gatillo por la menor recaudación de las provincias (situación agravada por las medidas de Mauricio Macri post-PASO que recortaron coparticipación).

El encuentro se dará en un contexto en donde Córdoba, gobernada por el peronista Juan Schiaretti, ya dio señales de que podría suspender el mes próximo la actualización automática por inflación de los sueldos.

Hace una semana, el propio Lifschitz dijo a medios locales que “no tenían previsto suspender la cláusula gatillo”. Aunque agregó que tras la poda de fondos por la suba del piso de Ganancias, cambios en el Monotributo y autónomos y la quita del IVA en alimentos de la canasta básica, va a “conversar y analizar la situación con las organizaciones gremiales”.

El mandatario y su ministro de Economía, Gonzalo Saglione, estiman que por los paliativos del Gobierno nacional la provincia perderá unos $2.500 millones. Lifschitz fue uno de los catorce gobernadores que realizaron una presentación ante la Corte Suprema para revertir las medidas de Macri. El argumento es la inconstitucionalidad de los anuncios que, creen los mandatarios, se financian con dinero de las provincias sin haber sido consultadas. A esta baja de recursos se suman los efectos de la crisis nacional, con menor recaudación de Ingresos Brutos o Sellos por la menor actividad.

De la reunión participarán representantes de ATE y de la Unión del Personal Civil de la Nación, de la Asociación del Magisterio de Santa Fe, del Sindicato Argentino de Docentes Particulares, de Unión Docentes Argentinos y de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica. También fueron citados los representantes de los trabajadores de Vialidad Provincial, del Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad y de la Asociación de Médicos de la República Argentina.

Los gremios dijeron en la previa que no están dispuestos a negociar el final de la actualización de salarios en sintonía con el IPC del Indec. En tanto, desde la provincia no garantizaron la continuidad de la cláusula gatillo ante consultas de este medio.

Antes, Córdoba había iniciado este camino, cuando el Gobierno de Schiaretti reveló que ya se consumió el 87% de los recursos previstos para salarios para todo el 2019, ante la escalada inflacionaria. La administración cordobesa encarará la nueva negociación en septiembre con los gremios de cara a los últimos cuatro meses del año. Con los números en la mesa, parece sepultada la cláusula gatillo (prevista hasta agosto inclusive), ante la desaceleración de los ingresos provinciales.

Según datos oficiales de la provincia, la recaudación total de julio presentó una variación nominal interanual del 41,8% y, descontando la inflación, redondeó una caída del 7% en términos reales. En reacción, ya gremios salieron a advertir, como sus pares santafesinos, que defenderán la aplicación de la cláusula gatillo.

Otra alarma se dio en San Juan. La semana pasada el gobernador Sergio Uñac participó de la reunión con otros 18 gobernadores opositores en la se definió judicializar el rechazo a las medidas de Macri. Tras salir del encuentro, el mandatario peronista dijo a los medios que los anuncios significaban un recorte de $930 millones hasta fin de año, y que con el presupuesto en plena ejecución se podrían afectar “pago de salarios o contratos de obras públicas”. No obstante, antes de esa cumbre, el ministro de Hacienda y vicegobernador electo, Roberto Gattoni, había señalado que estaba asegurada la suba automática.

También en Salta la administración de Juan Manuel Urtubey negoció con docentes subas mensuales atadas al IPC del Indec. Desde la provincia confirmaron a este medio que están los recursos para mantener los aumentos automáticos por inflación. Lo mismo manifestaron funcionarios del radical Alfredo Cornejo en Mendoza.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario