Información General

Cómo es el nuevo Paseo del Bajo que conecta norte y sur de la Ciudad

La obra atraviesa Puerto Madero de punta a punta, con carriles exclusivos para camiones, que pagarán peaje, y para autos particulares.

El Gobierno porteño dejó inaugurado el nuevo corredor del Paseo del Bajo, anunciado por primera vez hace 50 años, que separará los camiones y colectivos de los vehículos particulares en el barrio de Puerto Madero. Se trata de una autovía de 7,1 kilómetros que conecta las autopistas Illia y Buenos Aires-La Plata. Además, corre en paralelo a las avenidas Huergo-Madero y Alicia Moreau de Justo-Antártida Argentina y tiene accesos al Puerto y a la Terminal de Ómnibus de Retiro.

La obra mejorará la fluidez del tránsito de autos, colectivos y camiones, aumentará la seguridad vial en toda esa zona del centro porteño y agilizará la conectividad vehicular entre el sur y el norte del conurbano bonaerense, ya que los 7,1 kilómetros que representa, antes se realizaban en 45 minutos y ahora el trayecto llevará sólo 10.

Drone Bajo

El Paseo del Bajo cuenta con 12 carriles: 4 exclusivos para camiones y micros de larga distancia y 8 carriles para vehículos livianos (4 con sentido norte sobre la avenida Moreau de Justo y 4 con sentido sur sobre la avenida Huergo).

El límite de velocidad permitido a lo largo de los doce carriles que integrarán la autopista será de 60 kilómetros por hora en todos los casos.

PAG28-TRAZA DE PASEO DEL BAJO-01 (1).jpg

Peaje

El trayecto es gratuito para autos y colectivos. En su interior, en la denominada trinchera, se le cobrará un peaje de $ 70 a camiones y ómnibus de larga distancia, a través del sistema de lectura de patentes, por lo que no va a haber cabinas.

Ayer, la flamante autopista se convirtió en “un túnel del tiempo” durante la celebración previa a su corte de cinta, por donde pasaron más de 80.000 personas. Por allí, desfilaron automóviles del año 1900 a la fecha. En el tramo subterráneo del Paseo pasaron la famosa Chevy color violeta que compitió en Turismo Carretera, los Torino que hicieron historia en Nurburgring y las Maserati con las que compitió el mítico quíntuple campeón Juan Manuel Fangio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario