Edición Impresa

Compra de dólares cayó 37% en enero, a u$s1.850 millones

HUBO UNA SUBA CON RESPECTO A MESES ANTERIORES POR EL EFECTO ESTACIONAL DE LAS VACACIONES - Fue por el impacto de la crisis cambiaria, aunque se duplicó la cantidad de clientes que salió a adquirir divisas a 1.260.000.

Los efectos de la crisis cambiaria siguieron manifestándose en enero, ya que la compra neta de dólares por parte de las “personas humanas” se redujo un 37% a u$s1.850 millones. El dato se desprende del informe de balance cambiario, publicado ayer por el Banco Central, aunque evidenció una mejora con respecto a los meses anteriores debido a un aumento estacional por viajes al exterior realizados durante las vacaciones de verano.

La entidad que dirige Guido Sandleris destacó que las compras netas de billetes por parte de individuos aumentó con respecto a diciembre a u$s1.217 millones, tanto por mayores compras brutas (u$s1.802 millones), como por menores ventas brutas (u$s585 millones). La cantidad de clientes que vendieron billetes en el mercado cambiario se mantuvo en línea con el mes anterior (en 600.000), aunque prácticamente duplicó al conjunto de enero del 2018 (350.000). Por el contrario, la cantidad de personas que compraron billetes aumentó en unos 300.000 clientes con respecto a diciembre a 1.260.000.

La devaluación del peso del año pasado, que superó el 50%, y la caída en la actividad económica están permitiendo corregir de a poco corregir el déficit de cuenta corriente que persiste en la economía argentina desde hace varios años. Un ejemplo de esto es el informe de Intercambio Comercial Argentino, que arrojó un resultado superavitario por quinto mes consecutivo (ver pág. 5). En esta línea, todo parece indicar que, si el tipo de cambio continúa en niveles elevados, este año la economía terminará siendo superavitaria en estos aspectos.

En tanto, como es habitual, las operaciones con billetes de individuos se concentraron en los estratos inferiores de monto: el 69% de las ventas brutas y el 70% de las compras brutas fueron realizadas por individuos que operaron por montos inferiores a u$s10.000. En términos brutos per cápita, las personas se desprendieron de u$s1.000, mientras que adquirieron unos u$s1.422, en promedio. Por su parte, los flujos de individuos relacionados con servicios totalizaron egresos netos por u$s630 millones, destacándose las salidas por “Viajes y otros pagos con tarjetas”, que registraron flujos netos por u$s650 millones, mostrando una caída interanual del 49%. En tanto, se registraron ingresos netos por u$s25 millones por ingreso primario y secundario, principalmente vinculados a cobros de jubilaciones y pensiones del exterior.

Por otra parte, los inversores institucionales, tanto residentes como no residentes, tuvieron compras netas por u$s1.115 millones, revirtiendo las ventas netas observadas en enero del año pasado (unos u$s1.600 millones). Vale destacar que las operaciones de este sector se informan, en su mayoría, por los conceptos “activos externos” para las operaciones cursadas por los residentes e “inversiones de cartera” para las cursadas por los no residente. Este segmento, además, tuvo un resultado prácticamente neutro en operaciones con billetes, aunque mostraron niveles de compras y ventas brutas por u$s1.500 millones en cada caso.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario