Edición Impresa

Compra de dólares cayó 55% a u$s950 M en febrero

Tras dos meses de incrementos consecutivos, en febrero se registró una merma en la demanda neta de dólares por parte de las personas humanas, explicada principalmente por la disminución de las compras netas para billetes de atesoramiento. Así lo indicó el Banco Central, al divulgar el informe del Balance Cambiario de febrero, en el cual remarcó que en términos interanuales, las compras netas disminuyeron 55% interanual a u$s 950 millones en el mes.

En este marco, las compras netas de billetes de los individuos descendieron en términos interanuales, tanto por menores compras brutas (u$s1.169 millones) como por mayores ventas brutas (u$s663 millones). La cantidad de individuos que vendieron billetes volvió a mostrar un incremento con respecto del mes previo, totalizando 660.000 y de 75% con respecto al conjunto de individuos del mismo mes del 2018 (380.000 personas). Por su parte, la cantidad de personas que compraron billetes a través del mercado de cambios cayó en unos 350.000 clientes, totalizando 920.000. Como es habitual, las operaciones con billetes de individuos se concentran en los estratos inferiores de monto: en febrero, el 69% de las ventas brutas y el 67% de las compras brutas fueron realizadas por individuos que operaron por montos inferiores a u$s10.000. Los vendedores tuvieron ventas brutas per cápita de u$s1.025, mientras que las compras brutas per cápita fueron de u$s 1.286.

Por otra parte, los movimientos de los individuos relacionados con servicios totalizaron egresos netos por u$s450 millones, destacándose los egresos por Viajes y otros pagos con tarjeta, que registraron una salida neta de u$s470 millones, mostrando una baja interanual del 44%. A su vez, se registraron ingresos netos por u$s13 millones por ingreso primario y secundario, básicamente vinculados a cobros de jubilaciones y pensiones del exterior. En este marco, los inversores institucionales (residentes y no residentes) realizaron compras netas por u$s600 millones, revirtiendo las ventas netas anotadas en febrero del año pasado (u$s1.100 millones). Estas operaciones se informan, en su mayoría, por los conceptos de Activos externos (operaciones de residentes) e Inversiones de cartera (no residentes). En esta línea, las inversiones de cartera arrojaron un ingreso neto de u$s175 millones. Pero a pesar de las elevadas tasas de interés, el desarme de posiciones en pesos para refugiarse en moneda extranjera ascendió a u$s1.453 millones netos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario