Economía

Compra (neta) de dólares creció a u$s2.891 millones

La compra de dólares por parte de las personas humanas ascendió a u$s2.891 millones, creciendo así un 54,4% en comparación con el mes anterior, a pesar de la depreciación del tipo de cambio registrada tras las PASO. La cifra se desprende del informe de Balance Cambiario, presentado por el Banco Central, en el cual se indicó que esta suba fue explicada por mayores compras netas de billetes, que totalizaron u$s2.577 millones, por las mayores compras brutas, que totalizaron u$s2.908 millones (+79,4%) y las menores ventas brutas, que disminuyeron a u$s 330 millones (-52%).

Cabe recordar que en septiembre, el organismo que dirige Guido Sandleris estableció para los individuos un límite de u$s10.000 para las compras de moneda extranjera destinadas a la formación de activos externos, constitución de garantías vinculadas a las operaciones de derivados y por transferencias personales. A pesar de las mayores restricciones, durante el mes se observó un incremento del 30% en la cantidad de clientes que salió a comprar billetes a través del mercado de cambios en comparación con el mes anterior, al totalizar 1.690.000, mientras que la cantidad de individuos que vendió billetes cayó un 20% a 570.000.

Durante septiembre se verificó el claro ejemplo de que en Argentina suele aumentar la compra de dólares en contextos de mayor incertidumbre (y nerviosismo), ya que los diversos agentes de la economía suelen recurrir a la moneda estadounidense como refugio. Lo que ocurre es que, en un contexto de elevada inflación (y de mayor presiones cambiarias, un fenómeno habitual en períodos electorales), el peso no funciona como reserva de valor, a pesar de las elevadas tasas de interés, que buscan generar incentivos a ahorrar en moneda local (y contener la aceleración de la suba de precios). En la jerga financiera, a este fenómeno se lo conoce como el flight to quality.

Otro punto a tener en cuenta es que, debido a los controles cambiarios, algunos optaron por intercambiar divisas en mercados alternativos, como es el caso del mercado informal o en segmento bursátil. Este fenómeno explica, en parte, el incremento de las últimas semanas en los precios del dólar blue y del “contado con liqui”, cuyas brechas con el oficial ascienden a 9,6% y 35,7%, respectivamente (ver nota aparte). En caso de aumentar los controles cambiarios, un hecho que prácticamente se da por descontado después de las elecciones del 27, estos spreads deberían seguir creciendo.

En el mes, las compras de billetes mantuvieron una distribución similar a lo que se observó en los meses anteriores. Prácticamente la mitad de lo operado corresponde a los estratos de montos de hasta u$s 5.000. Algo similar ocurrió en la distribución de la cantidad de personas. Casi el 70% de los que compraron billetes lo hicieron por montos de hasta u$s1.000, en línea con lo observado en períodos previos. Por su parte, las ventas de moneda extranjera se concentraron en las operaciones menores a u$s5.000, también representando casi el 70% del total. Las ventas en ese estrato de monto aumentaron su participación con relación a lo observado el mes previo.

La cantidad de vendedores de moneda extranjera, que disminuyeron en cantidad, mostraron una mayor concentración en los estratos de menores montos, con relación al mes previo. La cantidad de personas que vendieron hasta u$s 1.000 en el mes representaron el 89% del total. De esta manera, las ventas brutas per cápita totalizaron u$s579. Por último, se registraron ingresos netos por u$s22 millones por ingreso primario y secundario, básicamente vinculados a transferencias corrientes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario