Edición Impresa

Comprar auto por plan de ahorro es 30% más caro que de contado

En los últimos meses hubo una avalancha de denuncias de suscriptores por el aumento de cuotas. Hay reclamos en la Justicia. Las terminales se garantizan una "caja" segura del 25% de las operaciones

Saber cuánto vale un 0 km hoy, es un tema complicado. La suba del dólar, los aumentos constantes de precios desde las fábricas y el festival de bonificaciones en concesionarias para poder vender, hacen que un mismo modelo tenga valores distintos, según las diferentes agencias. El poder que tiene en la actualidad la compra de contado, ante vendedores urgidos de fondos por los costos fijos, permiten obtener beneficios importantes. Quienes no logran esa ventaja son los suscriptores de planes de ahorro. Esto se debe a que la cuota que se paga para adquirir un 0 km por este sistema se calcula por el precio de lista del modelo, sin bonificaciones, y se va ajustando con cada aumento del 0 km. Entonces, quienes están dentro de un plan están comprando un vehículo a un valor mucho más alto del que se consigue en el mercado con billetes en la mano. Si bien, por esta dispersión de precios, es difícil comparar una caso con el otro, un relevamiento realizado por Ámbito Financiero en concesionarias, arrojó que los poseedores de planes están pagando, en algunos casos, más de 30% por el mismo auto que si la hicieran mediante una compra con bonificaciones por pago en efectivo. Esta última opción, obviamente, incluye la entrega de un usado como parte de pago.

En los últimos meses crecieron las quejas de los suscriptores de estos planes por esta discriminación, ya que el encarecimiento de las cuotas (llegan a 150% desde comienzo del año pasado mientras que el valor real de transacción, con los descuentos, rondan el 100%) hace que muchos consumidores hayan dejado de pagarlas. Un dato que muestra el impacto de esta situación es la caída en las suscripciones que llegó al 56% contra el año pasado y el crecimiento de la morosidad. Entre las quejas, muchos se preguntan por qué las automotrices aumentan tanto los precios si después, ante la baja de la demanda, tienen que hacer descuentos. Precisamente, por este diferente tratamiento que realizan en la forma de comprar un auto. Los suscriptores de planes están “atrapados” dentro del sistema y deben afrontar el aumento pleno. Por ejemplo, en mayo, los precios de los 0 km subieron hasta 7%. En tanto, con bonificaciones por la venta al contado van regulando la demanda, según sus necesidades. Si caen las ventas, bonifican más pero se aseguran una “caja” fija que llega de las cuotas de planes que tienen plazos de 84 meses. Hay que tener en cuenta que el 25% de las operaciones se venían haciendo por ahorro previo.

El malestar de los consumidores hizo que se estén realizando numerosas presentaciones en la Justicia. Esto hizo que algunas marcas comenzaron a negociar con sus clientes mecanismos para atenuar el impacto de los aumentos. También, algunas terminales dispusieron bonificar el precio sobre el que se calcula la cuota pero en mucha menor medida que cuando se paga al contado. Además, no es una medida general.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario