Ambito BIZ

Compras en mayoristas: un refugio ante la inflación

Cada vez se ven más familias utilizan el canal de supermercados mayoristas para hacer sus compras de alimentos y artículos de limpieza. Claves para aprovechar los descuentos.

En el último año, el poder adquisitivo de los trabajadores se vio fuertemente deteriorado a raíz de que los salarios perdieron por varios cuerpos contra la suba de precios. La inflación, que en ese período sobrepasó el 50%, hizo estragos en los bolsillos. El impacto se ve claramente reflejado en los indicadores de consumo masivo: según el INDEC, a julio las ventas en supermercados de todo tipo acumularon 13 meses consecutivos en baja, tras una nueva caída de 12,7% respecto al mismo período del año pasado. Y cuando se conozcan los resultados de agosto, y septiembre, no serán mejores. En ese marco, quienes ganaron terreno en la preferencia de los consumidores fueron los establecimientos mayoristas y las segunda, terceras, y marcas propias de los supermercados.

Los datos del INDEC muestran que desde agosto de 2018 a diciembre desde ese mismo año, las ventas en supermercados minoristas oscilaron en bajas de entre 2,8% y 12,4% en diciembre; en noviembre fue el único mes en que el retroceso llegó a los dos dígitos. Pero desde que comenzó 2019 el descenso nunca estuvo por debajo del 10,7%, con pico de 14,5%. En el segmento mayorista, el comportamiento fue similar.

precios.jpg

Así y todo, cada vez son más las familias que optan por el canal mayorista -donde se destacan las cadenas Vital, Makro, Maxiconsumo, Diarco, y Yaguar- para hacer sus compras en busca de ganarle un poco a la inflación. Esto se debe a varios factores:

  • Los precios no solo son más bajos por unidad, sino que además tienen importantes descuentos cuando se compra en cantidad, ya sea desde tres, seis, o por paquete o bolsón, según el caso.
  • Comprar en cantidad, con el fin de stokearse de productos no perecederos y que de todos modos tarde o temprano se utilizarán, permite adelantarse a la inflación.
  • Días de semana, cuando hay menos público, hay ofertas en algunos de los productos más caros, como los de higiene personal.
  • Se descuenta que a lo largo del mes, las familias numerosas consumirán varios productos en forma reiterada, como arroz, fideos, o artículos de limpieza. La compra mayorista les permite reducir el costo.

Sin embargo, comprar en este tipo de centros comerciales también tiene sus particularidades que no siempre los hacen convenientes o que pueden incomodar al consumidor que no está acostumbrado:

  • Se debe contar con un capital suficiente para poder hacer una compra “grande”.
  • Se necesita, además, un espacio amplio en el hogar para poder almacenar la gran cantidad de productos.
  • Los sábados por la mañana suele ir la mayor cantidad de compradores, lo que hace que se formen largas colas en las cajas, que a veces superan los 40 minutos de espera. Y además, se demora la salida por el control que se hace de los productos.

“El mayorista, en un contexto de aceleración de caída de ventas, es el canal al cual ante una devaluación el consumidor vuelve con la misión de adelantar compras para congelar en el presente aumentos futuros sobre los productos que puede llegar a stockear”, explica el especialista en consumo Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market. Y agrega: “Durante los primeros 9 meses del año pasamos de un consumidor que actuaba por reposición y hacía mix de pequeño stockeo en hipermercados para aprovechar ofertas y promociones los fines de semana, a un consumidor que vuelve al mayorista para una vez que cobra sacarle el mayor valor transaccional a sus pesos que cada vez valen menos”.

tapa13.jpg

Cómo aprovechar la compra mayorista

Tal como dijimos antes, la clave en los supermercados mayoristas es comprar en cantidad productos no perecederos. Aquí se puede optar por una estrategia de stockearse de algunos alimentos en particular e ir prorrateando su consumo durante los meses siguientes, a medida que se repite la acción con otros en compras posteriores. También, lo que hacen muchas familias es organizarse con otras para comprar en cantidad y repartir.

Algunos ejemplos de la conveniencia de comprar en mayoristas:

“La principal acción de los consumidores es adelantar compras comprando en comercio minorista tradicional los productos frescos en carnicería, verdulería, granjas y fiambrerías. Revisar precios entre autoservicios y grandes cadenas de supermercados porque los primeros muchas veces tienen mejores precios incluso sin promoción. Productos no perecederos pueden ser stockeados desde el canal mayorista. Pero no hay una receta cuando la dispersión de precios es tan grande. Lo mejor es no comprar todo en un mismo canal”, recomienda Di Pace.

Segundas y terceras marcas

En el contexto de crisis de consumo y con el incremento de precios ganaron terreno en la preferencia de los consumidores las segundas y terceras marcas. Según la consultora Focus Market en el primer trimestre de 2019 éstas subieron en ventas un 5% mientras que la facturación lo hizo un 4,3% comparada con el mismo período de 2018. Esas opciones alcanzan en la actualidad el 42,8% de los productos que vende el canal de consumo masivo. Son 10 puntos porcentuales más que hace tres años. También en este sentido se incluyen las marcas propias de los supermercados minoristas.

“En las crisis, los clientes suelen animarse a probar segundas marcas. Los clientes cada vez valoran más nuestra marca propia no solo por su ecuación de precio-calidad (la mejor calidad al mejor precio), sino también por la amplia variedad, más de 1.300 referencias ofrecemos actualmente. Al mismo tiempo, los clientes buscan y enfocan sus compras a las ofertas, prestan más atención a los precios y a las promociones bancarias”, comentaron directivos de la cadena DIA Argentina.

En ese sentido, también son valoradas por los consumidores las promociones, ofertas y clubes de beneficios. “Una forma de ahorrar más en DIA es por medio de nuestro programa de fidelización ClubDIA, con el que la gente accede al precio diferencial y cupones de descuentos personalizados, en base a su historial de compras”, explicaron en ese supermercado, en el que destacan que pese al contexto incrementaron su cantidad de clientes. Al respecto, recomiendan descargar su aplicación para celular y seguir a la marca en redes sociales. “Estamos reforzando nuestras ofertas, trabajando en conjunto con nuestros proveedores y también haciendo foco en la categoría de productos básicos. Al mismo tiempo, cabe destacar que el decreto de 0% IVA también nos permitió competir mejor con los canales informales, logrando así que más clientes vengan a nuestras tiendas”, añaden.

En otra importante cadena de supermercados destacaron que la estrategia de promociones y descuentos ayudaron a competir mejor frente a otros jugadores del mercado que pierden participación. “Somos muy optimista pese a la crisis general porque hemos sabido entender al consumidor y adaptarnos rápidamente a sus gustos y preferencias hablándole siempre de manera clara, sencilla y honesta”, afirman.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario