Espectáculos

Con Beethoven inició Barenboim su Festival 2019

Daniel Barenboim inició anteanoche una nueva edición de su festival en el CCK con las sonatas para piano de Beethoven. El Festival ofrecerá conciertos y conferencias durante dos semanas, hasta el 8 de agosto, con la presencia también de la West Eastern Divan Orchestra, la pianista argentina Martha Argerich y la violinista alemana Anne-Sophie Mutter.

Dentro del Festival, el director argentino-israelí creó tres espacios para el agrupamiento de las sonatas, en términos relativamente cronológicos y correspondientes con los períodos tradicionales con los que se examina la vida compositiva de Beethoven; todo bajo el formato de la sonata que, aunque expresión nacida en el período clásico, persistió al influjo romántico posterior.

“De la música no se puede hablar más que de la relación que cada uno pueda tener con ella. Lo abstracto de la música es lo que nos llega tanto o nos deja indiferentes”, reflexionó el músico, de 76 años, en la conferencia de prensa, cuando presentó esta nueva edición de su festival. Lo había acompañado el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, el director del CCK, Gustavo Mozzi, y la secretaria de Contenidos Públicos, Gabriela Ricardes. De Lombardi también depende el CCK, y ambos, el músico y el funcionario, presidieron un acto en el que se le impuso a la sala de conciertos del CCK el nombre de Auditorio Nacional (antes era llamada “la ballena”).

Barenboim señaló que “la música es la única cosa que une el lado emotivo con el racional y eso exige una disciplina permanente y una pasión permanente. Por eso, yo que la abracé de muy niño digo que aprendí de la música para la vida”.

También consideró que la pérdida de público dispuesto a apreciar la música “es un problema político en todo el mundo por la falta de educación musical en las escuelas desde el jardín de infantes”.

Puso énfasis en que la West-Eastern Divan Orchestra, que fundó y que reúne a árabes e israelíes, viene al Festival a celebrar sus 20 años de existencia porque “la Argentina es el único país del mundo que acepta naturalmente identidades múltiples”.

“Eso que no existe en ningún otro lugar del mundo”, dijo. “Es algo que yo aprendí aquí y lo que la orquesta pone en práctica podría ser la convivencia si todo fuera como la música”.

Finalmente, expresó que la edición 2020 del Festival Barenboim, que se celebrará a fines de junio “será muy especial para mí porque entonces cumpliré 70 años sobre el escenario y vendré con la Orquesta Filarmónica de Viena”. El Festival también ofrecerá algunos ensayos abiertos gratuitos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora