Edición Impresa

"Con el 5G habrá un salto de productividad de hasta un 40%"

• EN ON
Lo aseguró Diana Coll, directora de Marketing y Comunicaciones de Nokia para América Latina. Anticipó cuándo llegará a la Argentina y a la región la revolucionaria conectividad, que ya funciona de forma experimental en EE.UU., la UE, y algunos países de Asia.

Frente al gran reto al que se enfrenta el mundo con la llegada de la denominada Cuarta Revolución Industrial, que promete acelerar de forma exponencial la transformación de cada sector de la industria, las empresas tecnológicas buscan de estar a la altura de esa coyuntura y ya comenzaron a habilitar la infraestructura para la conectividad 5G y el Internet de las Cosas. Una de esas compañías es Nokia que ya no comercializa teléfonos celulares, después de vender esta división en 2014 a Microsoft (aunque mantiene la marca y las patentes). La finlandesa reconvirtió su negocio hacia la tecnología, las redes, y las soluciones de software y de hardware para operadoras y empresas. Con esta impronta, la semana pasada presentó en Argentina las últimas tendencias tecnológicas (lanzadas en marzo en el Barcelona Days) con el objetivo de mantenerse en la vanguardia de la conectividad global (ver recuadro). Ámbito Biz aprovechó la ocasión para dialogar con su directora de Marketing y Comunicaciones para América Latina, Diana Coll, quien anticipa cuándo llegará a la Argentina y a la región el 5G, los beneficios que traerá aparejados y los efectos en el mercado laboral.

Periodista: Los avances tecnológicos han sido vertiginosos en los últimos años; ¿considera que ya somos testigos de la Cuarta Revolución Industrial?

Diana Coll: Estamos en la antesala de la Cuarta Revolución Industrial. Se completará cuando tengamos el 5G funcionando. Será la revolución en que podamos usar todas las tecnologías de Inteligencia artificial, Cloud, virtual reality, LoT, o sea, cuando podamos combinar esas opciones. Falta la plataforma que te permita combinar todas esas aplicaciones.

P.: ¿Cuáles cree que serán los efectos inmediatos en la economía una vez alcanzado ese estadio?

D.C.: Hemos hecho estudios y análisis en la economía americana. Tenemos una predicción de que cuando se implementen estas tecnologías de Industria 4.0 en algunos sectores va a haber un salto de productividad de entre el 30% y 40%, lo que conformará la cuarta revolución industrial. Este análisis puede aplicarse para cualquier mercado, o sea que cuando se adopten ciertas tecnologías de forma masiva, va a tener un salto de productividad, pero se puede comenzar con casos específicos.

P.: ¿Cuánto falta para ese momento?

D.C.: Se está acelerando el desarrollo del 5G en EE.UU. Eventos que se pensaban que iban a pasar en 2020 o 2021 ya ocurrirán al final de 2018. Estados Unidos está pensando fuertemente para dar más bandas al usuario final. Está también en algunos mercados asiáticos. Y en la Unicón Europea lo que vemos son más son más aplicaciones para industria, aplicaciones para segmentos, industria 4.0, los robots conectados. En consencuencia, yo creo que en América Latina veremos una combinación de los dos, la aplicación del 5G orientada a la industria y los consumidores.

P.: ¿Cuándo podría llegar a la Argentina, y a qué sectores?

D.C.: Estaremos con pilotos de 5G aquí en 2019 y esperamos que en 2020 se realicen las primeras implementaciones en la región, en el sector energético y minero, en agricultura, y en el sector público de la salud, porque el beneficio será inmediato.

P.: Están claros los beneficios, pero ¿qué pasará, por ejemplo, con el mercado laboral?

D. C.: Es importantísimo como sociedad que tengamos una discusión con relación a la educación. Los cambios tecnológicos generan cambios en la forma de trabajo, pero hay que verlo de forma optimista y positiva. O sea qué tecnologías van a adoptar nuestros países, y cómo podemos educar nuestra población para que ella esté preparada para eso. Tenemos que saber qué es Big Data, Analytics, Inteligencia artificial y comenzar a crear esos núcleos de talento. Si vamos a tener falta de trabajo o no, es una discusión que ya se dio tres veces anteriormente. No porque tengamos robots, la gente va a quedar sin empleo, eso es un mito. En realidad lo que sucede es que el ser humano se adapta perfectamente lo que sucede. Yo creo que tendremos más tiempo para hacer otras cosas y tendremos la posibilidad de explorar otro tipo de trabajos. Las máquinas pueden ser más inteligentes o más rápidas, pero se necesita si o si la interacción con el ser humano para que logremos los resultados.

P.: ¿Cómo se da ese proceso dentro de Nokia?

D. C.: Internamente tenemos discusiones de talento y desarrollo de talento. Nuestro Chairman global se acaba de escribir en un curso en Estados Unidos para aprender que es Inteligencia artificial. Yo tengo 45 años y tengo que aprender a eso también. Estamos preocupados, pensando en eso y tenemos que tomar acciones como empresas y ciudadanos.

P.: ¿Cuál es el diferencial del mercado argentino para Nokia, con relación al resto de los países de la región?

D.C.: Yo remarcaría dos, uno el trabajo en conjunto con los operadores que son nuestros principales clientes, el interés que tienen en desarrollar todos los asuntos de digitalización. Y dos, el talento humano. De hecho nuestro presidente para América latina es Argentino, Osvaldo Di Campli. Y tenemos ejecutivos argentinos para toda América Latina. Existe una buena calidad del recurso ingeniero.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario