Espectáculos

Con indudable acento francés

Hay que ser francés para escribir esta comedia falsamente ligera de amores, desamores, engaños, desengaños, antojos y desalojos donde criaturas cordialmente perversas manejan los pasos sentimentales de un manso pelele, y hacerlo todo con elegante desparpajo, mantenido ingenio, diálogos inesperados e inesperadamente concisos, relatos en off de cada miembro de un triángulo y moraleja encriptada –si es que existe de veras una moraleja.

Para que el espectador disfrute de cada sorpresa retorcida que aquí se ofrece, sólo diremos que en este cuento aparecen un galán que vive en casa ajena, una mujer de corazón repartido, expeditiva y considerablemente sincera, otra de menor edad pero muy decidida y de obsesiones mantenidas, y un niño inclinado a la investigación policial y la siembra de temores y revelaciones atroces, al que para colmo llevan a ver “El extraño amor de Martha Ivers”. También hay unos personajes circunstanciales, igualmente engañosos, y un fiambre. De envoltorio, la ciudad de París, aunque no hay mucho paisaje. Ni escenas de cama, innecesarias en este caso para alimentar la líbido del público.

Director, Louis Garrel. Guionistas, Garrel junto al ya casi nonagenario maestro Jean-Claude Carrière, el mismo que escribió para Buñuel un título que viene tangencialmente a cuento, “Ese oscuro objeto del deseo” (y otros). Intérpretes, de nuevo Garrel, hijo y nieto de actores, su esposa Laetitia Casta, Lily-Rose Depp (hija de Vanesa Paradis y Johnny Depp), la preadolescente Diane Courselle y Joseph Engel. Fuentes de inspiración, las novelitas libertinas del siglo XVIII, Pierre de Marivaux, el vaudevil, René Clair, Guitry, Deville, todos anteriores a la Nouvelle Vague, Garrel padre y un poquito, no mucho, Truffaut.

“El amante fiel” (L’homme fidèle, Francia, 2018). Dir.: L. Garrel. Int.: L. Garrel, l. Casta, L.R. Depp, J. Engel.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario